15/9/20

Astrónomos descubrieron indicios de vida en las nubes de Venus

Un grupo de astrónomos descubrió en las nubes ácidas de Venus un gas llamado fosfina que indica que los microbios pueden habitar en el vecino inhóspito de la Tierra, un claro indicio de la presencia de vida más allá de nuestro planeta, según un estudio publicado el lunes en Nature Astronomy.

La “presencia aparente” de fosfina fue detectada en las capas nubosas de Venus y podría deberse a un fenómeno desconocido o a una forma de vida, de acuerdo a los científicos. Los investigadores señalaron que en la Tierra, la fosfina es producida por bacterias que prosperan en entornos sin oxígeno.

9/9/20

El futuro telescopio espacial Roman detectará planetas interestelares


Nuevas simulaciones muestran que el Telescopio Espacial Nancy Grace Roman de la NASA será capaz de descubrir una cierta cantidad de planetas interestelares, cuerpos que flotan libremente y que van a la deriva por nuestra galaxia sin estar atados a una estrella. El estudio de estos mundos-isla nos ayudará a entender más sobre cómo los sistemas planetarios se forman, evolucionan y se separan.

 
Los astrónomos descubrieron planetas más allá de nuestro sistema solar, conocidos como exoplanetas, en los años 90. Rápidamente pasamos de conocer solo nuestro propio sistema planetario a darnos cuenta de que el número de planetas probablemente supere a los cientos de miles de millones de estrellas de nuestra galaxia. Ahora, un equipo de científicos está encontrando formas de mejorar nuestra comprensión de la demografía de los planetas, buscando mundos interestelares.

8/9/20


El telescopio espacial Hubble ha capturado las imágenes más cercanas jamás tomadas del cometa C / 2020 F3 NEOWISE, después de su paso cercano por el Sol. Las nuevas instantáneas fueron tomadas el 8 de agosto y muestran la coma del visitante, la fina capa que rodea su núcleo y su marcha en dirección opuesta rodeado de polvo y gas.

El cometa Neowise es el cometa más brillante visible desde el hemisferio norte desde el cometa Hale-Bopp, que cruzó los cielos terrestres en 1997. Se estima que viaja a más de 60 kilómetros por segundo. La aproximación más cercana del cometa al Sol fue el 3 de julio y ahora se dirige de regreso a los confines del Sistema Solar, para no pasar por nuestro vecindario nuevamente durante otros 7.000 años, informan desde la web oficial del Hubble.
Es la primera vez que un telescopio espacial capta un cometa con este brillo, al tener la imagen una resolución tan alta. Los intentos anteriores(como, por ejemplo, con el cometa ATLAS) no tuvieron éxito, ya que se desintegraron debido al calor abrasador de nuestra estrella.

Los cometas a menudo se rompen debido a tensiones térmicas y gravitacionales en encuentros tan cercanos, pero el sólido núcleo de Neowise permaneció intacto. El «corazón» del cometa es demasiado pequeño para que el Hubble lo vea directamente, ya que bola de hielo no puede tener más de 4,8 kilómetros de diámetro. Sin embargo, de lo que sí ha sido testigo es de la densa nube de gas y polvo que envuelve al núcleo, en una especie de esfera que mide unos 18.000 kilómetros de ancho.

7/9/20

Los misteriosos planetas «rebeldes» sin estrella podrían ser más numerosos de lo pensado


Los astrónomos descubrieron los primeros exoplanetas -mundos fuera del Sistema Solar- en la década de los 90. Esos planetas son muy variados: desde bolas de gas extremadamente calientes hasta mundos rocosos y polvorientos. Muchos de ellos orbitan sus propias estrellas, de la misma manera que la Tierra gira alrededor del Sol. Y algunos ni siquiera tienen estrella. Se trata de los mundos «rebeldes» o errantes. Una característica que los hace únicos y misteriosos, pero que podrían ser más usuales de lo que pensamos. Al menos así lo creen astrónomos de la Universidad Estatal de Ohio, quienes piensan que el nuevo telescopio espacial Nancy Grace Romanpodría encontrar más de estos extraños planetas que estrellas tiene la Vía Láctea.

6/9/20

Las perras soviéticas Belka y Strelka, los primeros seres vivos en volver del espacio


En junio de 1961 el presidente John F. Kennedy escribió a su homólogo Nikita Kruschov una misiva en la que se podía leer: «Estimado Secretario General (...) la señora Kennedy y yo estamos especialmente agradecidos por Pushinka. Su vuelo desde la URSS a EEUU no fue tan dramático como el viaje de su madre, aunque sí que fue un viaje largo, lo soportó bien».

Pushinka fue un regalo del mandatario ruso a Caroline, una de las hijas del presidente estadounidense, en un gesto de buena voluntad. La madre de Pushinka, como ahora veremos, fue una perra callejera de «altos vuelos».

5/9/20

Astrónomos sugieren que hubo otra estrella junto al Sol

Los astrónomos han averiguado que la mayoría (alrededor de la mitad o hasta el 85%) de los puntos luminosos que vemos en el cielo nocturno son estrellas múltiples: es decir, parejas o tríos de estrellas (e incluso grupos mayores); sencillamente, están tan lejos que solo vemos un punto individual. Entonces, ¿es el Sol excepcional por ser una estrella única?

Pero lo cierto es posible que en el pasado no fuera así, y que el Sol tuviera realmente una pareja. Puede parecer inverosímil pero es la hipótesis recientemente propuesta por un grupo de astrónomos para explicar la existencia de la nube de Oort, una vasta región en las afueras del sistema solar en la que existen cientos de miles de millones de cuerpos helados, y cuyo origen no está del todo claro. Sus conclusiones se han publicado en « Astrophysical Journal Letters».

4/9/20

Una supernova pudo causar una extinción masiva en la Tierra

Por lo que sabemos, la Tierra ha atravesado al menos cinco eventos de extinción masiva, en los que la vida sufrió un golpe tan duro en tan poco tiempo que muchas especies desaparecieron y el registro fósil quedó marcado para siempre. Erupciones volcánicas, asteroides o cambios climáticos alteraron tan rápidamente las condiciones que muchos seres vivos perecieron.

Esta semana, un equipo de investigadores ha propuesto que la extinción masiva del Devónico-Carbonífero, hace 359 millones de años, fue provocada por una o varias explosiones de supernova que barrieron la superficie del planeta con devastadoras dosis de radiación. Sus conclusiones se han publicado en la revista « Proceedings of the National Academy of Sciences».

3/9/20

El gas misterioso descubierto cerca del centro de la Vía Láctea

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto rastros de un gas denso y frío que han sido disparados desde el centro de la Vía Láctea "como balas".

 

La forma exacta en que se ha expulsado el gas sigue siendo un misterio, pero el equipo de investigación, que incluye a la profesora Naomi McClure-Griffiths de la Universidad Nacional Australiana (ANU), dice que sus hallazgos podrían tener importantes implicaciones para el futuro de nuestra galaxia.


"Las galaxias pueden ser muy buenas a la hora de dispararse a sí mismas en el pie", dijo la profesora McClure-Griffiths. "Cuando se expulsa mucha masa, se pierde parte del material que podría usarse para formar estrellas, y si se pierde lo suficiente, la galaxia ya no puede formar estrellas. Así que, poder ver indicios de que la Vía Láctea ha perdido este gas formador de estrellas es algo excitante... ¡hace que te preguntes qué va a pasar a continuación!".

2/9/20

El instrumento más sensible para buscar vida en el espacio




La cuestión de si existe vida más allá de la Tierra es una de las preguntas más fundamentales de la humanidad. Las futuras misiones de la NASA, por ejemplo, tienen como objetivo examinar las lunas de hielo de Júpiter y Saturno, que potencialmente podrían albergar vida en los océanos líquidos debajo de su gruesa capa de hielo subterránea. Sin embargo, detectar rastros de vida más allá de la Tierra es extremadamente difícil. Se requieren instrumentos altamente sensibles que tomen medidas en el suelo con el mayor grado posible de autonomía y con gran precisión, a millones de kilómetros de la Tierra y por lo tanto sin apoyo directo de la humanidad.

Un grupo internacional de investigadores bajo la dirección de Andreas Riedo y Niels Ligterink de la Universidad de Berna ha desarrollado ORIGIN, un espectrómetro de masas que puede detectar e identificar las más pequeñas cantidades de tales rastros de vida. Describen el instrumento en un artículo recientemente publicado en la revista especializada Nature Scientific Reports. Niels Ligterink, del Centro para el Espacio y la Habitabilidad (CSH), autor principal del estudio internacional, y el coautor Andreas Riedo del Instituto de Física de la Universidad de Berna desarrolló el instrumento en los laboratorios de la división de investigación espacial y ciencias planetarias del Instituto de Física. Varios organismos espaciales internacionales, en particular la NASA, ya han expresado su interés en ensayar el ORIGEN para futuras misiones.

1/9/20

Tormentas sostenidas de alcance global pudieron llenar lagos y ríos en el primitivo Marte

Un nuevo estudio de la Universidad de Texas en Austin está ayudando a los científicos a reconstruir el antiguo clima de Marte revelando la cantidad de lluvia y de deshielo de nieve que llenaba los lechos de los lagos y los valles fluviales marcianos hace 3.500 a 4.000 millones de años.

El estudio, publicado en la revista Geology, representa la primera vez que unos investigadores han cuantificado las precipitaciones que deben haber estado presentes en todo el planeta, y sale a la luz cuando el rover Mars 2020 Perseverance se dirige al planeta rojo para posarse en uno de los lechos lacustres que han sido cruciales para esta nueva investigación.
 
El antiguo clima de Marte es una especie de enigma para los científicos. Para los geólogos, la existencia de lechos de ríos y paleolagos - cuencas lacustres de hace eones - delata un planeta con importantes precipitaciones o deshielo. Pero los científicos que se especializan en modelos climáticos computarizados del planeta han sido incapaces de reproducir un clima antiguo con grandes cantidades de agua líquida presentes durante el tiempo suficiente para explicar la geología observada.

31/8/20

Clasificación de galaxias con inteligencia artificial

Unos astrónomos han aplicado inteligencia artificial (IA) a unas imágenes capturadas por el Telescopio Subaru, y han logrado una precisión muy alta a la hora de encontrar y clasificar galaxias espirales en ellas. Se espera que esta técnica, en combinación con la ciencia ciudadana, produzca más descubrimientos en el futuro.

El grupo de investigación, formado por astrónomos principalmente del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ), aplicó una técnica de aprendizaje profundo, un tipo de IA, para clasificar las galaxias en un gran conjunto de imágenes obtenidas con el Telescopio Subaru. Gracias a su alta sensibilidad, se han detectado hasta 560.000 galaxias en las imágenes. Sería extremadamente difícil procesar visualmente este gran número de galaxias una por una con ojos humanos para su clasificación morfológica. La IA permitió al equipo realizar el procesamiento sin intervención humana.

Astrónomos descubrieron indicios de vida en las nubes de Venus

Un grupo de astrónomos descubrió en las nubes ácidas de Venus un gas llamado fosfina que indica que los microbios pueden habitar en el vecin...