23/07/2014 - El satélite soviético Cosmos-1151 lanzado en 1980 caerá a la Tierra el 4 de agosto aproximadamente, comunicó hoy el portavoz de las Tropas rusas de Defensa Antiaérea y Espacial, coronel Alexéi Zolotujin. “El descenso de la órbita de los fragmentos del aparato espacial Cosmos-1151 se espera el 4 de agosto de 2014. La fecha y el lugar definitivos de su caída pueden cambiar bajo efectos de factores exteriores”, dijo.

31/7/14

Similitudes llamativas entre la geología de Ganímedes y la de la Tierra

Los procesos que dieron forma a las elevaciones y depresiones en la superficie de la luna helada Ganímedes de Júpiter parecen ser similares a procesos tectónicos vistos en la Tierra. Ésta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de especialistas del Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) en San Antonio de Texas, el Wheaton College en Illinois, el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, y la empresa NuStar Energy LP, con sede en San Antonio de Texas, todas estas entidades en Estados Unidos.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de Danielle Wyrick, del SwRI, sometió modelos físicos hechos de arcilla a fuerzas de estiramiento que simulan la acción tectónica.

Los modelos físicos emulan en el laboratorio a estructuras geológicas, de manera que se pueda estudiar la secuencia de desarrollo de varios fenómenos geológicos a medida que ocurren de forma acelerada. Wyrick y sus colaboradores crearon patrones complejos de desniveles en sus modelos, similares a los patrones característicos de las elevaciones y depresiones vistas en algunas regiones de Ganímedes.

Posible explicación para el enigma de la gran abundancia de hierro en el planeta Mercurio

El origen del planeta Mercurio ha sido una incógnita difícil para la ciencia planetaria porque su composición es muy distinta a la de otros planetas de tipo terrestre. Este planeta pequeño, el más interior, duplica la proporción de hierro metálico de cualquier otro planeta de tipo terrestre. Su núcleo de hierro supone aproximadamente el 65 por ciento de la masa total de Mercurio; el núcleo de la Tierra, en comparación, constituye sólo el 32 por ciento de su masa.

¿Por qué Venus, la Tierra y Marte comparten una composición principalmente condrítica, mientras que Mercurio es toda una anomalía?

En el pasado, se han presentado varias hipótesis sobre la formación de Mercurio. Todas ellas han fracasado, ya que ninguna ha podido hasta ahora explicar cómo perdió su manto el planeta, reteniendo en cambio niveles significativos de sustancias volátiles (elementos o compuestos que se vaporizan fácilmente, como agua, plomo o azufre). Mercurio posee una provisión de sustancias volátiles bastante mayor que la de la Luna, lo que ha llevado a los científicos a pensar que su formación podría no tener nada que ver con un impacto gigante, lo cual ha sido una explicación habitual en diversas hipótesis.

Los neutrinos masivos encajan mal con el modelo cosmológico estándar

Los neutrinos, también conocidos como partículas fantasma por su baja probabilidad de interaccionar con la materia, son partículas altamente penetrantes y sin masa apreciable según predice el modelo estándar de la física de partículas.
Aunque evidencias experimentales indican que su masa es diferente de cero, el valor exacto de este parámetro todavía no se ha podido determinar.
En cosmología, los neutrinos representan una fracción -pequeña pero quizás no despreciable- de la misteriosa materia oscura, que es responsable del 90% de la masa de la galaxia.
No obstante, modificar el modelo cosmológico estándar para incluir neutrinos de gran masa tampoco explicaría todas las observaciones físicas de forma correcta y simultánea, según indica un nuevo artículo publicado en la revista Physical Review Letters y firmado por Licia Verde, investigadora ICREA del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB), junto con Boris Leistedt y Hiranya V. Peiris, del University College London.
Algunos estudios científicos sugieren que la existencia de neutrinos relativamente masivos podría explicar algunas anomalías y observaciones en el Universo (entre ellas, el número de cúmulos de galaxias vistos por el satélite Planck). Esta hipótesis de trabajo ampliaría el marco del modelo cosmológico estándar y tendría implicaciones muy profundas en la cosmología y la física de partículas, informa la Universidad de Barcelona..

La NASA proyecta un telescopio más grande que el Hubble

El telescopio espacial de tecnología avanzada con abertura larga (ATLAST) es un proyecto estratégico de la NASA en el marco de los estudios de la nueva generación de observatorios espaciales. La información sobre el proyecto fue publicada en el sitio web del Instituto Científico de Telescopios Espaciales. El nuevo equipamiento no sólo podrá mirar más allá del universo conocido, sino también debería descubrir si estamos solos o no en nuestra galaxia.

El ATLAST tendrá el espejo principal de un diámetro entre 8 y 16 metros, que permitirá mejores observaciones que el Hubble y las de su futuro sucesor, el JWST (telescopio espacial James Webb), cuya entrada en funcionamiento está prevista para el 2018.

Los científicos han identificado dos diseños para el proyecto: un telescopio con un espejo primario monolítico y dos variaciones de un telescopio con el espejo primario segmentado. Los conceptos están basados en los diseños del Hubble y el JWST, pero son más avanzados, permitiendo minimizar la complejidad y peso del aparato. El ATLAST gozará de una resolución angular 10 veces mejor que la del JWST y una sensibilidad 2.000 veces mayor que la del Hubble.

El ojo del telescopio podrá observar galaxias a una distancia de más de 10 millones de años luz.

30/7/14

La NASA encuentra un púlsar 'Transformer'

A finales de junio de 2013, un binario excepcional con una estrella de neutrones girando rápidamente sufrió un cambio dramático nunca antes observado. La radiobaliza del púlsar se desvaneció (en la imagen), mientras que, al mismo tiempo, el sistema se iluminó cinco veces más en rayos gamma, la forma más poderosa de luz, de acuerdo a las mediciones de rayos gamma del telescopio espacial Fermi de la NASA.
"Es casi como si alguien accionase un interruptor, pasando el sistema desde un estado de menor energía a otro de mayor energía", dijo Benjamin Stappers, astrofísico de la Universidad de Manchester, que lideró un esfuerzo internacional para entender esta sorprendente transformación. "El cambio parece reflejar una interacción errática entre el púlsar y su compañero, que nos permite la oportunidad de explorar una fase de transición rara en la vida de este binario."
Un binario consiste en dos estrellas que orbitan alrededor de su centro de masa común. Este sistema, conocido como AY Sextantis, se encuentra a unos 4.400 años luz de distancia en la constelación del Sextante. Empareja un púlsar de 1,7 milisegundos llamado PSR J1023 0038 - J1023 para abreviar - con una estrella que contiene aproximadamente una quinta parte de la masa del sol. Las estrellas completan una órbita en sólo 4,8 horas, lo que las sitúa tan juntas que el púlsar evaporará gradualmente a su compañero.

Descubierto un exoplaneta en tránsito con el año más largo conocido

Astrónomos han descubierto un exoplaneta en tránsito con el año más largo conocido. Kepler-421b rodea a su estrella una vez cada 704 días. En comparación, Marte orbita el Sol una vez cada 780 días. La mayoría de los más de 1.800 exoplanetas descubiertos hasta la fecha están mucho más cerca de sus estrellas y tienen períodos orbitales más cortos.
"Encontrar a Kepler-421b fue un golpe de suerte", dice el autor principal David Kipping, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA). "Cuanto más lejos está un planeta de su estrella, menor es la probabilidad de transitar la estrella desde el punto de vista de la Tierra. Tiene que alinearse a la perfección."
Kepler-421b orbita una estrella de K naranja, un tipo que es más fría y menos brillante que nuestro sol. Orbita a la estrella a una distancia de unos 110 millones de kilómetros. Como resultado, el planeta del tamaño de Urano registra una temperatura de -92 grados celsius.
Como su nombre indica, Kepler-421b fue descubierto a partir de datos de la nave espacial Kepler de la NASA. Kepler fue especialmente preparado para hacer este descubrimiento. La nave espacial se quedó mirando la misma zona del cielo desde hace 4 años, en busca de estrellas y planetas quer cruzaran en frente de ellas. Ninguna otra misión existente o planificada ha realizado una observación asi a tan largo plazo.

¿Está el universo dentro de una burbuja?

La idea que el universo no sea cuanto existe, sino tan solo una porción de un todo mayor es tan fascinante como difícil de demostrar. Según algunas hipótesis, nuestro universo está contenido dentro de una especie de burbuja, y existen múltiples universos, cada uno dentro de la suya propia, componiendo este conjunto lo que se describe como multiuniverso (o "multiverso"). Un nuevo trabajo teórico, a cargo del equipo de Matthew Johnson, del Instituto Perimeter de Física Teórica en Canadá, abre una vía de investigación que quizá podría permitir verificar la existencia de otros universos.

Al principio, solo existía el vacío, pero rebosaba energía, supuestamente de la clase conocida como “energía oscura”, o descrita también a veces como energía del vacío, campo de inflación o campo de Higgs. Como el agua que entra en ebullición, esta energía colosal empezó a “evaporarse”, y en consecuencia se formaron “burbujas”. Cada burbuja contenía otro vacío, cuya energía era más baja, pero nada más todavía. Esta energía hizo que las burbujas se expandieran. Inevitablemente, algunas burbujas chocaron entre sí. Es posible que algunas produjeran burbujas secundarias. Quizá las burbujas eran escasas y estaban alejadas entre sí; o quizá eran abundantes y estaban muy próximas unas de otras, como en la espuma. En cualquier caso, según las hipótesis del multiverso, cada una de estas burbujas era un universo. Nuestro universo, por tanto, solo sería una burbuja en un mar de otras burbujas, cada una albergando un universo.

En busca de civilizaciones extraterrestres por su contaminación

Durante más cincuenta años, la humanidad ha rastreado el cielo en busca de señales llegadas de alguna parte que indicaran que no estamos solos en el Universo. Pero hasta ahora el esfuerzo ha sido en vano. No hay rastro de pitidos ni ruidos provenientes de mundos situados alrededor de estrellas cercanas. En medio del debate sobre si esta metodología, empleada sobre todo por el Instituto SETI de Mountain View, California, es realmente útil, investigadores del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (CfA) proponen un nuevo método: ¿Y si esa civilización avanzada dejara señales en la atmósfera como lo hacemos nosotros? Lo que sugieren es, sencillamente, fijarse en una atmósfera contaminada.

Mediante el estudio de las atmósferas de los exoplanetas, los mundos situados fuera del Sistema Solar, podemos descubrir gases como el oxígeno y el metano, que solo coexisten si son repuestos por los seres vivos. Claro que estos gases pueden venir de una criatura con una mente superior a Einstein o de una forma simple de vida, como los microbios. Aunque descubrir cualquier tipo de vida extraterrestre por sencilla que sea ya sería un acontecimiento histórico, ¿qué pasa con las civilizaciones avanzadas? ¿Dejarían signos detectables?

29/7/14

Buscando explicaciones para una misteriosa señal de rayos X detectada en el cosmos

Se ha encontrado una misteriosa señal de rayos X en una inspección detallada de cúmulos de galaxias, mediante observaciones realizadas usando los satélites astronómicos de rayos X Chandra de la NASA y XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA). No se sabe qué puede haber generado esta emisión, de características que no concuerdan con las de ninguno de los mecanismos comunes de generación cósmica de rayos X.

Una posibilidad intrigante es que los rayos X estén siendo producidos por la desintegración de neutrinos estériles, un tipo de partículas que ha sido propuesto como candidato a la materia oscura, o por lo menos para parte de ella. Los neutrinos estériles son un tipo hipotético de neutrino que se supone interactúa con la materia normal sólo a través de la gravedad.

Si bien resultan muy prometedores, estos resultados deben ser confirmados con datos adicionales para descartar otras explicaciones y determinar si es plausible que se haya podido observar materia oscura.

El hallazgo lo ha hecho el equipo de Esra Bulbul, del Centro para la Astrofísica (CfA) en Cambridge, Massachusetts, gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano, todas estas entidades en Estados Unidos.

El lugar del aterrizaje del Apolo 11 en la Luna, visto como nunca

El 20 de julio de 1969, hace 45 años, el Apolo 11 aterrizaba en la Luna en lo que suponía uno de los más increíbles logros de la humanidad desde sus orígenes. El módulo lunar, apodado Eagle y tripulado por Neil Armstrong y Edwin "Buzz" Aldrin, se posó cerca de la ribera sur del Mar de la Tranquilidad, una de las grandes cuencas lunares que contribuyen a dibujar el «Hombre de la Luna» visible desde la Tierra. Armstrong y Aldrin pasaron cerca de dos horas fuera del módulo desarrollando experimentos científicos y recogiendo muestras. En un momento, Armstrong se aventuró hacia el este para examinar un pequeño cráter que había sobrevolado justo antes de aterrizar.

Los senderos de marcas en la superficie de regolito creados por las botas de los astronautas siguen siendo claramente visibles en las fotografías del lugar del aterrizaje tomadas por el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) más de cuatro décadas después. También se aprecia el módulo lunar, un sismómetro utilizado para conocer la actividad sísmica de la Luna y un retrorreflector de rayos láser empleado para medir con precisión la distancia hasta nuestro satélite natural. Como se aprecia en el vídeo, las imágenes permiten visitar el lugar del alunizaje en una forma totalmente nueva, gracias a un modelo tridimensional.

Miden con precisión la masa de un cúmulo de galaxias distante

Gracias al efecto de lente gravitacional, astrónomos han realizado el mapa más preciso de la masa dentro de un cúmulo de galaxias con el telescopio Hubble.
Creado a partir de observaciones del programa de observación Frontier Fields del Hubble, el mapa muestra la cantidad y la distribución de la masa dentro de MCS J0416.1-2403, un cúmulo masivo de galaxias al que se ha asignado 160 billones de veces la masa del sol.
El detalle en este mapa de masas se hizo posible gracias a la profundidad sin precedentes de los datos facilitados por las nuevas observaciones de Hubble, y el fenómeno cósmico conocido como lentes gravitacionales fuertes.
La medición de la cantidad y la distribución de la masa dentro de los objetos distantes en el Universo puede ser muy difícil. Un truco usado a menudo por los astrónomos es la de explorar el contenido de grandes cúmulos de galaxias mediante el estudio de los efectos gravitacionales que tienen sobre la luz de objetos muy distantes más allá de ellos.
Este es uno de los principales objetivos del programa Frontier Fields del Hubble, un programa de exploración de observación ambicioso sobre seis cúmulos de galaxias diferentes - incluyendo MCS J0416.1-2403, informa el sitio web del telescopio Hubble.

Confirmados 200 agujeros en la Luna, ¿la punta del iceberg?

Junto a los millones de cráteres que adornan la superficie de la Luna existen también cerca de200 agujeros, pozos de tamaño variado y que en algunos casos llevan al interior de complejos sistemas de cavernas. Esas bocas naturales podrían ser utilizadas como refugio por la próxima generación de astronautas y exploradores lunares, según los datos recopilados por la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter), de la NASA. Los resultados de este trabajo se acaban de publicar en la revista Icarus. (Puedes ver un vídeo aquí).

El diámetro de los agujeros oscila entre los 5 y los 900 metros. Tres de ellos se identificaron usando imágenes de la nave japonesa Kaguya. Y el resto, hasta 200, utilizando un nuevo algoritmo informático que escanea automáticamente miles de imágenes de alta resolución de la superficie lunar tomadas por los instrumentos de la LRO.

"Los agujeros podrían ser útiles como apoyo de futuras actividades humanas en la superficie -afirma Robert Wagner, de la Universidad Estatal de Arizona-. Un hábitat situado en un hoyo, digamos que algunas decenas de metros bajo la superficie, puede ser un lugar muy seguro para los astronautas: sin radiación, sin micrometeoritos, casi sin polvo y sin saltos bruscos de temperatura entre el día y la noche". Wagner fue quien desarrolló el algoritmo informático y es el autor principal del estudio publicado en Icarus.

28/7/14

Los asteroides como inesperados cuerpos con actividad eléctrica

El espacio puede parecer vacío, pero no es un vacío en absoluto. En él hay actividad eléctrica que no es visible para nuestros ojos. La NASA está desarrollando planes para enviar humanos a un asteroide, y quiere saber más sobre el entorno eléctrico que los exploradores encontrarán ahí.

Un viento solar enviado desde la superficie del Sol a aproximadamente un millón de millas por hora (1,6 millones de km/h) fluye alrededor de todos los objetos del sistema solar, formando vórtices en sus estelas. Los campos magnéticos transportados por el viento solar se distorsionan, se retuercen y se quiebran a medida que chocan contra los campos magnéticos alrededor de otros astros en nuestro sistema solar, acelerando partículas a millones de kilómetros por hora y enviando corrientes eléctricas en forma de tormentas magnéticas que, alrededor de la Tierra, pueden dañar tecnología sensible a ellas, como satélites y redes de suministro eléctrico.

Hubble localiza el halo de una galaxia "con más exactitud que nunca"

El telescopio espacial Hubble ha localizado el halo de una galaxia "con más exactitud que nunca", según ha anunciado la Agencia Espacial Europea (ESA).
En concreto, se trata de la galaxia de forma elíptica Centaurus A, que un equipo de astrónomos ha explorado gracias al sistema "único" de localización basado en el espacio, la Cámara avanzada para sondeos y la Cámara de gran angular 3 del Hubble.
Durante esta exploración "sin precedente", los astrónomos llegaron hasta una distancia 25 veces superior al radio de la galaxia y analizaron una zona de 450.000 años de luz de largo y 295.000 años de luz de ancho. El resultado fue el descubrimiento de que el halo de Centaurus A se extiende mucho más allá y de forma distinta a lo esperado.
"La localización de una proporción tan grande del halo de una galaxia nos ha proporcionado evidencia sorprendente sobre la formación, evolución y composición de una galaxia--subraya la investigadora del Observatorio Europeo Austral (ESO), Marina Rejkuba--.Hemos encontrado más estrellas repartidas en una dirección que en la otra, otorgando a la galaxia una forma asimétrica que no habíamos esperado".

Una misteriosa danza de galaxias enanas puede hacer repensar el cosmos

El descubrimiento de que muchas pequeñas galaxias en todo el universo no forman un enjambre en torno a otras más grandes, sino que bailan en órbitas ordenadas en forma de disco es un desafío a nuestra comprensión de cómo se formó y evolucionó el universo.
El hallazgo de un equipo internacional de astrónomos, entre ellos el profesor Geraint Lewis de la Facultad de Física de la Universidad de Sydney, se ha publicado en Nature.
"A principios de 2013 anunciamos nuestro sorprendente descubrimiento de que la mitad de las galaxias enanas que rodean la galaxia de Andrómeda están orbitando en un plano inmenso", dijo el profesor Lewis. "Este plano tiene más de un millón de años luz de diámetro, pero es muy delgado, con una anchura de sólo 300.000 años luz."
El universo contiene miles de millones de galaxias. Algunas son inmensas, como la Vía Láctea, que contiene cientos de miles de millones de estrellas. La mayoría de las galaxias, sin embargo, son enanas, mucho más pequeñas y con sólo unos pocos de miles de millones de estrellas.
Durante décadas, los astrónomos han utilizado modelos informáticos para predecir cómo estas galaxias enanas deben orbitar grandes galaxias. Siempre habían encontrado que quedarían dispersadas aleatoriamente.
"Nuestro descubrimiento de Andrómeda no estaba de acuerdo con las expectativas, y nos sentimos obligados a explorar si era cierto de otras galaxias en todo el universo", dijo el profesor Lewis.

La Tierra y la Luna vistas desde Saturno: dos motas de polvo

Dos motas de polvo perdidas en el espacio. Las cámaras de la nave espacial Cassini de la NASA capturaron esta rara imagen de la Tierra y la Luna desde la órbita de Saturno el 19 de julio de 2013. La fotografía, difundida ahora por la agencia espacial estadounidense, ha sido aumentada cinco veces.

Tomadas mientras se realizaba un mosaico de gran angular de todo el sistema de anillos de Saturno, estas imágenes de la cámara de ángulo estrecho se insertaron deliberadamente en la secuencia para captar la imagen de la Tierra y su satélite natural. Esta es la segunda vez que Cassini ha fotografiado la Tierra desde el interior de la sombra de Saturno, y sólo la tercera vez en la historia que nuestro planeta ha sido fotografiado desde la parte exterior del sistema solar.

La Tierra es el punto de luz azul a la izquierda; la luna es más débil, blanca, a la derecha. Ambos son vistos aquí a través del difuso anillo E de Saturno. La Tierra era más brillante que el brillo estimado utilizado para calcular los tiempos de exposición de la cámara de ángulo estrecho. Por lo tanto, se utilizó la información derivada de las imágenes de la cámara de gran angular para procesar esta composición en color.

27/7/14

Expertos piden a la NASA reconsiderar un regreso a la Luna

Cuarenta y cinco años después del primer aterrizaje lunar, Estados Unidos sigue dividido sobre el papel de la luna en la futura exploración humana del espacio. Diez estadounidenses siguieron a Armstrong y Aldrin en alcanzar la superficie lunar, hasta que el programa Apolo fue cancelado en 1972. Nadie ha vuelto desde entonces.
El esfuerzo más reciente para regresar con astronautas a la Luna terminó en 2010 cuando la Casa Blanca de Obama canceló un programa de financiación insuficiente de la administración anterior llamado Constellation. En lugar de ello, la NASA se dirige ahora a comenzar a planificar para una expedición humana a un asteroide.
Esa iniciativa, prevista para 2025, incluye también una misión robótica para redirigir un pequeño asteroide o un gran pedazo de asteroide a una órbita lunar. Los astronautas luego llegarían hasta él para recoger muestras y traerlas a la Tierra. Las misiones están pensadas como peldaños para eventuales expediciones humanas a Marte.
MEJOR LA LUNA QUE UN ASTEROIDE EN EL CAMINO A MARTE
Este camino, sin embargo, está lleno de tecnología en punto muerto que no contribuye directamente a la protección radiológica, los sistemas de aterrizaje, los hábitats y otros proyectos necesarios para construir el camino a Marte, según concluyó un panel del Consejo Nacional de Investigación en junio.
Después de un estudio de tres años de las diferentes opciones para la exploración humana del espacio, el panel dijo que un camino más viable y sostenible sería volver a la Luna.
"La luna, y, en particular, su superficie, tiene ventajas significativas sobre otros objetivos como un paso intermedio en el camino hacia la meta horizonte de Marte," escribió en su informe el Comité del Consejo de Vuelos Tripulados.

Los océanos son la clave para la vida en otros planetas

Investigadores de la Universidad de East Anglia (UEA) han dado un paso importante en la carrera para descubrir si otros planetas podrían desarrollar y sostener la vida.
Una nueva investigación publicada en la revista Astrobiology demuestra el papel vital de los océanos en la moderación del clima en los planetas similares a la Tierra.
Hasta ahora, las simulaciones por ordenador de los climas habitables en planetas similares a la Tierra se han centrado en sus atmósferas. Pero la presencia de los océanos es vital para la estabilidad del clima óptimo y la habitabilidad.
El equipo de investigación de la escuela de Matemáticas y Ciencias Ambientales de la UEA creó un patrón simulado por ordenador de circulación de los océanos en un planeta parecido a la Tierra cubierto por un hipotético océano. Se observó cómo los diferentes tipos de rotación planetaria impactarían en el transporte de calor si se tiene en cuenta la presencia de los océanos.
El investigador del equipo David Stevens dijo: "El número de planetas descubiertos fuera de nuestro sistema solar está aumentando rápidamente. Esta investigación ayudará a responder si estos planetas podrían sostener vida extraterrestre.

Curiosity encuentra un meteorito de hierro en Marte

El rover Curiosity ha encontrado un meteorito de hierro en su singladura por Marte. Denominado Líbano, es similar en forma y brillo a los meteoritos del mismo tiepo encontradas en Marte por la anterior generación de rovers, Spirit y Opportunity.
Líbano tiene unos 2 metros de ancho. La imagen difundida por la NASA combina una serie de imágenes circulares de alta resolución tomadas por la Microcámara Remota (RMI) de Química del Curiosity y la cámara del instrumento ChemCam, además de otras proporcionadas por la cámara de mástil del rover (Mastcam). Las imágenes de los componentes se tomaron el 25 de mayo.

Encuentran un misterioso espectro de rayos X en el cúmulo de Perseo

Astrofísicos han encontrado con el telescopio espacial Chandra de la NASA una línea espectral de rayos X en el cúmulo de Perseo que no saben clasificar.
"No podía creer lo que veía", dice Esra Bulbul del Centro Harvard para la Astrofísica. "Lo que encontramos, a primera vista, no se podría explicar por la física conocida."
Junto con un equipo de más de media docena de colegas, Bulbul ha estado utilizando Chandra para explorar el cúmulo de Perseo, un enjambre de galaxias a unos 250 millones de años luz de la Tierra. Es uno de los objetos más masivos conocidos en el Universo, y se encuentra inmerso en un enorme "atmósfera" de plasma supercaliente. Es allí donde reside el misterio.
Bulbul explica: "La atmósfera del grupo está lleno de iones como el Fe XXV, Si XIV, y S XV. Cada uno produce una línea en el espectro de rayos x, que podemos trazar un mapa utilizando Chandra. Estas líneas espectrales corresponden a energías de rayos x bien conocidas".
Sin embargo, en 2012, cuando Bulbul añadió 17 días de datos de Chandra, una nueva línea apareció donde no debería estar. "Una línea apareció en 3,56 keV (kilo-electrón voltios) que no corresponde a ninguna de transición atómica conocida", dice. "Fue una gran sorpresa."