Polvo cósmico: Misterio develado?

El polvo cósmico, un elemento observable y detectado por los astrónomos, pero sin embargo aún no se sabe de donde proviene o como se forma. En un trabajo realizado por Adolf Witt de la Universidad de Toledo tal vez se hallan encontrado las huellas de su origen, en un sistema doble de estrellas.

El sistema doble, llamado HD 44179, se ubica en el llamado 'Rectángulo Rojo' que corresponde a una nebulosa protoplanetaria de forma y color homónimos. Esta nebulosa se encuentra a 2.300 años luz de la Tierra.

Según la investigación, una de las estrellas del sistema doble es de un tipo del cual se sospecha que produce masivas cantidades de polvo, que corresponde a una estrella que ha acabado sus reservas de hidrógeno y ha comenzado a quemar Helio para contrapesar su gravedad. Estas estrellas en esa fase, son llamadas técnicamente 'estrellas post rama asintótica gigante', o 'post-AGB' por sus siglas en inglés.

Antes de la observación se sospechaba que estas estrellas post-AGB durante la transición de la combustión de hidrógeno a la de helio, la cual dura aproximadamente decenas de miles de años, pierden la capa más externa de sus atmósferas. Dada esta pérdida, se pensaba que el polvo cósmico se podría formar a partir del enfriamiento de esta, siendo finalmente esparcida a través del espacio interestelar por la enorme presión de la radiación que emiten este tipo de estrellas.

La observación de Witt y camaradas es una de las primeras confirmaciones que relacionan a las estrellas post-AGB con la generación de polvo.

El equipo de científicos no sólo logró relacionar el tipo estelar mencionado anteriormente con la producción de polvo, sino que también han dado una posible explicación a la particular forma de la nebulosa del Rectángulo Rojo. La respuesta sería que parte del polvo generado por la estrella post-AGB, sería atraído por su estrella compañera (más pequeña y más joven), la cual generaría chorros bipolares (en sentidos contrarios) de material. Aquello, sumado al movimiento orbital de las estrellas, finalmente le daría forma a la singular nebulosa.

Los datos para esta interesante investigación suman un total de 15 horas de observación, repartidas a lo largo de 7 años, obtenidos gracias al Apache Point Observatory, ubicado en New Mexico, Estados Unidos.

Fuente: http://www.redastro.cl/noticias/detalle.php?noticia=398


Mail: grupo_gabie@yahoo.com.ar
Web: www.grupogabie.blogspot.com

Comentarios