El telescopio robótico buscador de planetas encuentra dos sistemas planetarios vecinos

El primer telescopio robótico buscador de planetas, el Automated Planet Finder (APF), ha estado operando noche tras noche desde el pasado mes de enero en busca de nuevos mundos y ya se ha estrenado: ha descubierto dos sistemas planetarios en dos meses.

Cada noche, el sistema totalmente autónomo comprueba el tiempo, decide qué estrellas va a observar y mueve el telescopio pasando de estrella a estrella a lo largo de la noche, recogiendo las mediciones que revelan la presencia de planetas. Los expertos responsables de esta misión han explicado que su rendimiento técnico ha sido excelente en sus primeros meses de vida a pesar de ser la primera instalación de estas características.

La búsqueda de planetas fuera del Sistema Solar (exoplanetas) ha dado como resultado un gran número de descubrimientos en los últimos años, especialmente desde que la nave espacial Kepler de la NASA se unió a los telescopios terrestres en el esfuerzo. Sin embargo, a diferencia de Kepler, que se centra en las estrellas distantes en un pequeño trozo de cielo, el APF se centra en las estrellas cercanas y cubre todo el cielo.

"Los sistemas planetarios que está encontrando este telescopio son nuestros vecinos más cercanos. Esos son los que importan a las generaciones futuras", ha indicado el director y diseñador del proyecto, Steve Vogt.

Vogt ha explicado que AFP ha sido un "largo y difícil camino", pero que, ahora que está en marcha y funcionando está "muy contento con su rendimiento". De hecho, el equipo de Vogt ha presentado dos documentos que describen nuevos sistemas planetarios descubiertos recientemente por la APF y que serán publicados el próximo 1 de abril en arXiv.org.

OPTIMIZADO PARA LA CAZA DE PLANETAS

La instalación APF consiste de un telescopio de 2,4 metros y un espectrómetro optimizado específicamente para la caza de planetas, que divide la luz en un espectro de miles de diferentes longitudes de onda que se pueden medir con gran precisión. La medición repetida del espectro de una estrella permite a los astrónomos detectar el minúsculo bamboleo inducido en una estrella por el tirón gravitacional de un planeta en órbita.

La financiación de la APF proviene de varias fuentes, incluyendo 6,4 millones de dólares en fondos del Congreso a través del Observatorio Naval de Estados Unidos. Igualmente está subvencionado por becas de la NASA y la Fundación Nacional de la Ciencia, así como las donaciones de varios donantes privados.



Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios