El Hubble encuentra agua en exoplanetas cercanos, pero es exígua

Astrónomos han buscado con el Telescopio Hubble vapor de agua en la atmósfera de los tres planetas que orbitan alrededor de estrellas similares al sol, y han comprobado que están casi secos.
Los tres planetas, conocidos como HD 189733b, HD 209458b, y WASP-12b, se encuentran entre 60 y 900 años-luz de la Tierra y se cree que son los candidatos ideales para la detección de vapor de agua en sus atmósferas debido a sus altas temperaturas, donde el agua se transforma en un vapor medible.
Estos llamados 'Júpiter calientes' están tan cerca de su estrella que tienen temperaturas de entre 800 y 2.200 grados Celsius. Sin embargo, se encontró que los planetas tienen sólo entre una décima y una milésima de la cantidad de agua prevista por la teoría de formación de los planetas.
"Nuestra medición de agua en uno de los planetas, HD 209458b, es la medición de mayor precisión de cualquier compuesto químico en un planeta fuera de nuestro sistema solar, y ahora podemos decir con mucha mayor certeza que nunca que hemos encontrado agua en un exoplaneta ", dijo Nikku Madhusudhan, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, Inglaterra. "Sin embargo, la baja abundancia de agua que hemos encontrado hasta ahora es bastante sorprendente", añadió.

Madhusudhan, quien dirigió la investigación, dijo que este hallazgo representa un gran desafío para la teoría de los exoplanetas. "Esperábamos que todos estos planetas tuvieran un montón de agua. Tenemos que volver a la teoría de formación de planetas y los modelos de migración de los planetas gigantes, especialmente" los 'Júpiter calientes', e investigar cómo hay que reenunciarla, informa la NASA.
En su opinión, estos resultados pueden tener importantes implicaciones en la búsqueda de agua en exoplanetas en planetas potencialmente habitables del tamaño de la Tierra. Los instrumentos en los futuros telescopios espaciales pueden necesitar ser diseñados con una sensibilidad más alta si los planetas de destino son más secos de lo previsto. "Debemos estar preparados para una abundancia de agua mucho más baja de lo previsto cuando se mira en las súper-Tierras", dijo Madhusudhan.

Usando espectros del infrarrojo cercano de los planetas observados con el Hubble, Madhusudhan y sus colaboradores estimaron que la cantidad de vapor de agua en cada una de las atmósferas planetarias que explica los datos.
Los planetas fueron seleccionados debido a que orbitan estrellas relativamente brillantes que proporcionan suficiente radiación para que ppueda tomarse un espectro de luz infrarroja. Se detectan características de absorción de vapor de agua en la atmósfera del planeta, ya que se superponen a la pequeña cantidad de luz de la estrella que pasa a través de la atmósfera del planeta.
La detección de agua es casi imposible en los planetas en tránsito desde telescopios en el suelo porque la atmósfera de la Tierra tiene una gran cantidad de agua en su interior, lo cual contamina la observación.
TEORÍA DE FORMACIÓN PLANETARIA
La teoría actualmente aceptada sobre cómo se formaron los planetas gigantes de nuestro sistema solar, conocida como acreción del núcleo, afirma que un planeta se forma alrededor de la joven estrella en un disco protoplanetario hecho principalmente de hidrógeno, helio y partículas de hielo y polvo compuestos por otros elementos químicos.
Las partículas de polvo se adhieren entre sí, formando granos más grandes y más grandes. Las fuerzas gravitacionales del disco se basan en estos granos y partículas de mayor tamaño hasta que se forma un núcleo sólido. Esto lleva a una acumulación de sólidos y gas para formar finalmente un planeta gigante.
Esta teoría predice que las proporciones de los diferentes elementos en el planeta se han mejorado con respecto a los de su estrella, especialmente de oxígeno. Una vez que se forma el planeta gigante, se espera que su oxígeno atmosférico esté comprendido en gran medida dentro de las moléculas de agua. Los bajos niveles de vapor de agua que se encuentran por esta investigación plantean una serie de preguntas acerca de los ingredientes químicos que conducen a la formación de los planetas.
"Hay tantas cosas que todavía no sabemos sobre los exoplanetas, así que esto abre un nuevo capítulo en la comprensión de cómo se forman los planetas y los sistemas solares", dijo Drake Deming, de la Universidad de Maryland, quien dirigió uno de los estudios precursores. "El problema es que estamos suponiendo que el agua es tan abundante como en nuestro propio sistema solar. Lo que nuestro estudio ha demostrado es que la presencia de agua podrían ser mucho más débil de lo que esperábamos".
Los resultados se publican el 24 de julio en la revista The Astrophysical Journal Letters.




Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios