Indicios de viento solar en un sistema estelar infantil

Un equipo de astrónomos ha observado lo que pueden ser los primeros signos de viento solar alrededor de una estrella T-Tauri, una versión infantil del Sol.
Según han explicado los expertos, este hallazgo puede ayudar a explicar por qué algunas estrellas T-Tauri tienen discos extremadamente brillante a la luz infrarroja, mientras que otras brillan de una manera más habitual.
Las estrellas T-Tauri son las versiones infantiles de las estrellas como el Sol. Son astros relativamente normales, de tamaño medio, que están rodeados por las materias primas para construir tanto planetas rocosos, como gaseosos. Aunque casi invisible en luz óptica, estos discos brillan en luz infrarroja y longitud de onda milimétrica.
"El material en el disco de una estrella T-Tauri generalmente emite radiación infrarroja con una distribución de energía predecible, pero, a algunas, les gusta actuar de manera inesperada", ha explicado una da las autoras del trabajo, publicado en 'Astrophysical Journal', Colette Salyk.
Para tener en cuenta la diferente firma infrarroja en torno a estrellas similares, los astrónomos proponen que los vientos pueden emanar desde dentro de los discos protoplanetarios de algunas estrellas T-Tauri, informa el National Radio Astronomy Observatory de Estados Unidos.

Estos vientos podrían tener implicaciones importantes para la formación de planetas, ya que podría robar al disco una parte del gas necesario para la formación de mundos gigantes como Júpiter, o removerlo, haciendo que los bloques de construcción de planetas cambien por completi su ubicación. Estos vientos han sido predicho por los astrónomos, pero nunca habian sido detectados tan claramente.
Utilizando el telescopio ALMA, Salyk y sus colegas buscaron evidencia de un posible viento en la estrella, llamada oficialmente AS 205 N y situada a 407 años luz de distancia. Este astro parece exhibir una extraña firma infrarroja extraña ha intrigado a los astrónomos.
Gracias a la resolución y sensibilidad del telescopio, los investigadores fueron capaces de estudiar la distribución de monóxido de carbono alrededor de la estrella. El monóxido de carbono es un excelente marcador para conocer el gas molecular que compone las estrellas y sus discos de formación planetaria.
Así, los estudios confirmaron que, en vez de gas, lo que había alrededor de AS 205 N era viento, aunque las propiedades de este viento no coinciden exactamente con las expectativas.
Esta diferencia entre las observaciones y las expectativas podría ser debido al hecho de que la estrella es, en realidad, parte de un sistema estelar múltiple, con un compañero llamado AS 205 S, que es en sí misma una estrella binaria.
"Estamos esperando que estas nuevas observaciones de ALMA nos ayuden a entender mejor los vientos, pero también nos han dejado con un nuevo misterio: ¿Estamos viendo vientos, o las interacciones con la estrella compañera?", ha apuntado Salyk.
En este sentido, los autores del estudio no son pesimistas, sin embargo, se planean continuar su investigación con más observaciones de ALMA, apuntando a otras inusuales estrellas T-Tauri, con y sin compañeras, para ver si presentan estas mismas características.



Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios