“Pescando” galaxias

Un nuevo y minucioso escrutinio del firmamento, encaminado a la búsqueda de galaxias, y realizado mediante el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, está permitiendo profundizar en regiones del cosmos profundo y obtener nueva y reveladora información sobre numerosas galaxias.

"Si pensamos en nuestro estudio como en una pesca de galaxias en el mar cósmico, entonces estamos encontrando muchos más peces grandes en las aguas profundas de lo que se esperaba previamente”, expresa gráficamente Charles Steinhardt, del Centro de Procesamiento y Análisis Infrarrojo (IPAC) de la NASA, en el Instituto Tecnológico de California en la ciudad estadounidense de Pasadena. Steinhardt es uno de los investigadores de este rastreo de galaxias, o uno de los “pescadores de galaxias”, siguiendo la comparación coloquial que hace de su trabajo.

Se trata de una de las inspecciones más extensas del cosmos que este telescopio espacial ha hecho en toda su historia hasta ahora, y se está consiguiendo “pescar” muchas galaxias de brillo tenue y situadas a miles de millones de años-luz de distancia.

La labor está ya cosechando sorpresas. Los primeros resultados del proyecto SPLASH, una iniciativa internacional cuyas siglas en inglés forman juguetonamente una palabra con connotaciones acuáticas pero que corresponden al largo y serio nombre en inglés de SPitzer Large Area Survey with Hyper-suprime-cam, se han sumado a evidencias previas obtenidas por el Spitzer y otros telescopios que mostraban que las primeras galaxias del universo eran más masivas de lo que se esperaba. El proyecto está mostrando a cientos de galaxias con masas 100 veces más grandes que la de nuestra galaxia la Vía Láctea, que datan, en la forma ahora visible desde la Tierra, de una época en la que el universo tenía una edad de menos de 1.000 millones de años. (Nuestro universo tiene ahora unos 13.800 millones de años.) Siguiendo el símil de Steinhardt, podríamos decir que en estas aguas se pescan muchos peces y además enormes.

Los hallazgos obtenidos por el equipo de Steinhardt y científicos de su centro y de otros de Estados Unidos, Japón, Suiza, Reino Unido, Taiwán, Francia y Alemania, proyectan una sombra de duda sobre los actuales modelos de formación galáctica, a los que les cuesta explicar cómo crecieron tanto y tan rápido estas remotas y jóvenes galaxias. Esas galaxias se formaron, en los enormes tamaños vistos, en una época mucho más temprana de lo asumido anteriormente.

Si bien los astrónomos habían visto antes galaxias tan masivas, el proyecto SPLASH es único a la hora de hallar grandes cantidades de ellas. Es como una caña de pescar muy buena y con un cebo irresistible.




Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios