El telescopio ALMA halla la mejor prueba de una fusión galáctica

Astrónomos han observado con el telescopio ALMA en Chile tres galaxias jóvenes a más de 12.500 millones de años luz, una de las cuales produce estrellas 1.000 veces más rápido que la Vía Láctea.

Esta galaxia, conocida como AzTEC-3, junto con sus 'compañeras' más tranquilas, representan la mejor evidencia conocida de que las grandes galaxias crecen a partir de la fusión de otras más pequeñas, un proceso conocido como fusión jerárquica.
"Los datos de ALMA revelan que AzTEC-3 es una galaxia muy compacta y muy perturbada que está llena de nuevas estrellas, rodeada por una población más normal", ha explicado el autor principal del trabajo, Dominik Riechers.
Según explica en el artículo, publicado en 'Astrophysical Journal', "esta agrupación particular de galaxias representa un hito importante en la evolución del Universo: la formación de un cúmulo de galaxias y principios del ensamblaje de galaxias grandes y maduras"..
En los inicios del Universo, las galaxias de estallido estelar como AzTEC-3 estaban formando nuevas estrellas a un ritmo monstruoso impulsadas por las enormes cantidades de material de formación estelar que devoraban y mediante la fusión con otras galaxias adolescentes. Estas fusiones continuaron durante miles de millones de años.
La evidencia de este modelo jerárquico de la evolución galáctica ha ido en aumento, pero estos últimos datos de ALMA muestran una imagen sorprendentemente clara de los importantes primeros pasos a lo largo de este proceso, cuando el universo tenía sólo el 8 por ciento de su edad actual.
"Uno de los objetivos científicos principales de ALMA es la detección y el estudio detallado de las galaxias a lo largo del tiempo cósmico. Estas nuevas observaciones nos ayudan a poner las piezas juntas, mostrando los primeros pasos de una fusión de galaxias en el
Universo temprano", ha apuntado el científico.
AzTEC-3 es lo que los astrónomos llaman una galaxia submilimétrica, ya que luce radiante en esa porción del espectro, pero es muy tenue en longitudes de onda ópticas e infrarrojas. Esto se debe a que la luz de sus estrellas está siendo absorbida por el polvo en los entornos de formación estelar de la galaxia y luego reemitidos por el polvo en longitudes de onda de infrarrojo lejano.
Como esta luz viaja a través del cosmos, que se estira debido a la expansión del Universo, en el momento en que llega a la Tierra, la luz de infrarrojo lejano se ha desplazado a la parte submilimétrica / milímetro del espectro. De ahí que haya sido posible su localización gracias a ALMA.
MÁS HALLAZGOS
En este estudio, los investigadores también observaron muy poca rotación en el polvo y el gas de AzTEC-3 lo que sugiere que algo había perturbado su movimiento. En conjunto, estas características son fuertes indicios para determinar que AzTEC-3 recientemente se fusionó con otra galaxia.
"AzTEC-3 se encuentra actualmente en un evento extremo, pero de corta duración", ha apuntado el autor. "Esta es quizás la fase más violenta de su evolución, lo que lleva a un nivel de actividad de formación estelar que es muy raro en su época cósmica", ha añadido.
Los astrónomos creen que AzTEC-3 y las otras galaxias cercanas parecen ser parte de un mismo sistema, pero aún no están gravitacionalmente unidas en un grupo claramente definido. Es por esto que los astrónomos se refieren a ellas en conjunto como un protocluster.



Fuente

Comentarios