Nuevas 'islas mágicas' aparecen en los mares de Titán

La misión Cassini de la NASA continúa con sus aventuras sobre la oceanografía extraterrestre con nuevos hallazgos sobre los mares de hidrocarburos en la luna Titán de Saturno.
Durante un sobrevuelo en agosto, la nave espacial sondeó las profundidades cerca de la boca de un valle de río inundado y observó nuevas características brillantes en los mares que podrían estar relacionados con la misteriosa característica que los investigadores denominan la "isla mágica".

Los resultados están siendo presentados esta semana en la Reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana celebrada en Tucson, Arizona.
Para el deleite de los científicos de Cassini, dos nuevas características brillantes aparecieron en el mayor mar de Titán, Kraken Mare, durante el sobrevuelo del 21 de agosto. En contraste con la misteriosa característica brillante que apareción anteriormente en otro de los grandes mares de Titán, Ligeia Mare, las nuevas características de Kraken Mare fueron observadas tanto en radar como en imágenes del Espectrómetro de Mapeo Visible e Infrarrojo de la Cassini (VIMS). Tener observaciones en dos longitudes de onda diferentes proporciona a los investigadores importantes pistas sobre la naturaleza de estos enigmáticos objetos.
Los datos del VIMS sugieren que las nuevas características pueden tener similitudes con los lugares en los alrededores de los mares que el equipo de la Cassini ha interpretado como ondas o suelo húmedo. Las observaciones apoyan ambas posibles explicaciones que el equipo juzga más probables: las características podrían ser ondas o residuos flotantes.
Por desgracia para los amantes del misterio, el sobrevuelo de Titán de agosto marcó la última oportunidad para el radar de la Cassini de observar Kraken Mare. Sin embargo, la nave espacial está programada para observar la "isla mágica" en Ligeia Mare, una vez más, en enero de 2015, informa el JPL de la NASA.
PROFUNDIDAD
El sobrevuelo de Titán de agosto también incluyó el uso del instrumento de radar de la nave espacial a lo largo de 200 kilómetros de pista de la costa de Kraken Mare para estudiar su profundidad. Esta región, que está cerca de la desembocadura de un gran valle de río inundado, mostró profundidades de 20 a 35 metros.
Cassini llevará a cabo este experimento por última vez en enero de 2015, para tratar de medir la profundidad de Punga Mare. Es el más pequeño de los tres grandes mares en el extremo norte de Titán, y el único mar cuya profundidad no ha sido observada por la Cassini.
Los científicos creen que, para las áreas en las que la Cassini no observa un eco de radar desde el fondo del mar, Kraken Mare podría ser demasiado profundo para la capacidad del haz del radar. Alternativamente, la señal sobre esta región podría simplemente haber sido absorbida por el líquido, que es principalmente metano y etano. Los datos de altimetría para el área también mostraron pendientes relativamente empinadas que conducen hasta el mar, lo que también sugiere que Kraken Mare podría de hecho ser muy profundo.


Fuente

Comentarios