Primeros descubrimientos de la nave MAVEN en Marte

La sonda MAVEN de la NASA, en órbita a Marte desde septiembre, ha dado a los científicos la primera oportunidad de estudiar in situ una tormenta de partículas solares energéticas sobre el planeta. Estos chorros de partículas de alta velocidad son lanzados desde el Sol durante su actividad explosiva, como las erupciones solares o las eyecciones de masa coronal (CMEs, por sus siglas en inglés). Junto a la Tierra, estas ráfagas de partículas provocan perturbaciones severas que pueden dañar la sensible electrónica de los satélites. En Marte, se piensa que quizá han sido un mecanismo que contribuyó a hacer perder en el espacio parte de la atmósfera marciana, que en el pasado pudo ser tan densa como la de la Tierra.

También se han obtenido imágenes reveladoras en ultravioleta sobre las tenues coronas de oxígeno, hidrógeno y carbono que rodean al Planeta Rojo. Estas coronas son el tenue lindero exterior de la atmósfera superior del planeta, donde el borde de la atmósfera se encuentra con el espacio. En esta región, los átomos que una vez formaron parte, más cerca de la superficie, de moléculas de dióxido de carbono o agua, pueden escapar al espacio.

Las nuevas observaciones han permitido a los científicos realizar un mapa detallado del muy variable ozono en la atmósfera marciana, bajo las coronas.

Uno de los objetivos más ambiciosos de la MAVEN es ayudar a resolver el misterio de cómo perdió el Planeta Rojo la mayor parte de su atmósfera.

Agua y dióxido de carbono controlan el clima, así que hacer un seguimiento de ellos permite a los científicos averiguar detalles reveladores de la historia de Marte a lo largo de los últimos 4.000 millones de años y rastrear el cambio desde el antiguo clima cálido y húmedo, al seco y frío existente hoy en día. La MAVEN observó los bordes de la atmósfera marciana usando el espectrógrafo ultravioleta IUVS, construido por expertos de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, un aparato que es sensible a la luz solar reflejada por los átomos.

Con estas observaciones, la MAVEN ha obtenido la percepción más completa de la atmósfera superior extendida marciana que se haya logrado hasta la fecha. Las observaciones también han ayudado a los científicos a crear un mapa del ozono atmosférico en Marte, mediante la detección de la absorción de la luz solar ultravioleta por las moléculas de ozono.


Fuente

Comentarios