Una misión de cinco minutos para estudiar las regiones activas del Sol

La NASA ha reprogramado para el 5 de noviembre el lanzamiento
de un cohete sonda equipado con tecnología para reunir 1.500 imágenes del sol durante una misión de solo cinco minutos.
Capturando cinco imágenes por segundo, la misión RAISE se centrará en cambios durante fracciones de segundo que se producen cerca de las regiones activas del Sol. Son áreas de campos magnéticos intensos y complejos que pueden dar a luz a erupciones gigantes en el sol que disparan energía y partículas en todas las direcciones.

"Incluso en un vuelo de cinco minutos, hay áreas específicas de la ciencia en que podemos centrarnos", dijo Don Hassler, un científico solar en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, y director del Instituto de Astrofísica Espacial en Orsay , Francia. "Hay áreas del Sol que necesitan ser examinados con las observaciones de alta cadencia que podemos ofrecer", informa la NASA.
RAISE (Rapid Acquisition Imaging Spectrograph Experiment) crea una especie de producto de datos llamado un espectrograma, que separa la luz del sol en diferentes longitudes de onda. Las diferentes longitudes de onda corresponden a diferentes temperaturas y velocidades del material. Por lo tanto, el análisis de la intensidad de la luz en cada longitud de onda da a los científicos información muy necesaria sobre cómo se calienta la materia y se mueve alrededor del Sol.
El Sol ha sido extremadamente activo recientemente, con varias llamaradas de clase X en las últimas semanas. El instrumento tendrá como objetivo una de estas regiones activas para tratar de entender mejor la dinámica que causa que estas regiones entren en erupción. Al centrarse en los cambios rápidos en esta región, esperan ver cómo el calor y la energía se mueven a través de este tipo de regiones activas, lo que a su vez ayuda a los científicos a entender lo que crea estos rasgos y tal vez incluso lo que cataliza las erupciones solares.
Los cohetes de sondeo vuelan solo 15 minutos, proporcionando por lo general de cinco a seis minutos de acceso a experimentos que sólo se pueden lograr desde el espacio. La luz ultravioleta extrema que observa RAISE, por ejemplo, no puede pasar a través de la atmósfera de la Tierra y llegar a los telescopios terrestres. Aunque el tiempo de vuelo es corto, este tipo de misiones proporciona un acceso de bajo costo a la investigación de alta calidad.
Además, los cohetes proporcionan un banco de pruebas para las nuevas tecnologías. La carga útil RAISE actual incluye una nueva rejilla de difracción - revestida con un nuevo material llamado carburo de boro - que refleja la luz y la separa en sus longitudes de onda separadas.


Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/



Pertenecientes a las redes de investigación


R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios