Las estrellas de cúmulos de mediana edad se formaron al mismo tiempo

Astrónomos han encontrado que las estrellas integrantes de
de cúmulos de mediana edad parecen haberse formado al mismo tiempo, lo que contradice las teorías vigentes.
Utilizando datos del telescopio Hubble, la conclusión ha sido publicada en Nature por un equipo de investigadores del Instituto Kavli de Astronomía y Astrofísica (KIAA) en la Universidad de Pekín y la Academia China de Nacionales Observatorios Astronómicos de Ciencias en Pekín.

Las estrellas comienzan sus vidas como oleadas de nubes de polvo y gas. Atraídas por la gravedad, estas nubes se unen poco a poco en las esferas densas que, si crecen lo suficientemente, se calientan y comienzan a convertir el hidrógeno en helio en sus núcleos. Este proceso libera energía y las hace brillar. Miles de millones de años después, cuando se agota el suministro de hidrógeno del núcleo, las estrellas comienzan a quemar hidrógeno en una capa alrededor de sus núcleos y, como resultado, cambian su temperatura.

UN MARGEN DE 80 MILLONES DE AÑOS


Las observaciones anteriores de cúmulos de estrellas masivas revelaron una cantidad relativamente grande de variación de la temperatura de las estrellas que llegan al final de su suministro de hidrógeno del núcleo, lo que sugería que las estrellas dentro de los grupos variaban en edad en hasta 300 millones de años o más.
"Esto ha sido durante mucho tiempo una sorpresa", dijo Chengyuan Li, un estudiante de doctorado en la Universidad de Pekín y autor principal del nuevo estudio. "Se creía que los cúmulos jóvenes podían perder rápidamente cualquier gas de formación estelar restante durante los primeros 10 millones de años de su vida", lo que haría difícil para las estrellas en un solo grupo variar su edad en más de aproximadamente 10 millones de años.
En un cúmulo de estrellas de 2.000 millones años --considerada de mediana edad-- que se encuentra en la Gran Nube de Magallanes, llamada NGC 1651, los investigadores buscaron tanto el cambio de temperatura que se produce cuando las estrellas llegan al final de su suministro de hidrógeno --que es en lo que estudios anteriores se habían centrado--, como un segundo cambio de temperatura que se produce cuando las estrellas queman hidrógeno en una capa alrededor de su núcleo.
Si bien encontraron la gran variación esperada en la temperatura de las estrellas que acabaron sus reservas de hidrógeno del núcleo, los astrónomos se sorprendieron al encontrar muy poca variación cuando se mira el brillo de las estrellas con temperaturas similares al quemar el hidrógeno en el depósito fuera del núcleo. La falta de variación entre estas estrellas llevó a los investigadores a concluir que las estrellas de este cúmulo deben estar todas dentro de apenas 80 millones de años de edad - un pequeño rango para un cúmulo de 2.000 millones de años.
"NGC 1651 es el mejor ejemplo encontrado hasta la fecha de una población estelar de edad única", dijo Richard de Grijs, un miembro de KIAA involucrado en el estudio. "Ya hemos identificado un puñado de otros grupos de edad mediana que parecen mostrar características similares."
La investigación sugiere que, por los menos para los cúmulos de mediana edad, la sabiduría convencional de hoy puede estar equivocada y podría ser común que todas las estrellas de un solo grupo tengan aproximadamente la misma edad.



Fuente

Comentarios