La hipotética existencia de una nueva partícula fundamental, ¿la clave definitiva para revelar la materia oscura del universo?

La materia oscura es uno de los mayores enigmas de la ciencia moderna. Nadie sabe qué es, pero en cambio constituye la forma más abundante de materia en el universo, más aún que la materia normal que conocemos y de la que están hechos las estrellas, los planetas y los demás astros.

La materia oscura, que hasta ahora nunca ha sido detectada de modo directo y fehaciente, es invisible para las técnicas convencionales de observación actualmente usadas, delatando su presencia solo a través de la atracción gravitacional que ejerce sobre la materia visible. Sin la materia oscura manteniéndola unida, las estrellas más rápidas de nuestra galaxia y de otras se desperdigarían por todas direcciones.

El equipo de James Bateman, de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, ha propuesto una nueva partícula fundamental que podría explicar por qué nadie ha conseguido detectar materia oscura.

La moderna física de partículas nos proporciona algunas pistas sobre cómo podría ser la materia oscura, y la creencia mayoritaria en la comunidad científica es que las partículas de este tipo de materia deben tener una masa muy grande para lo que es una partícula fundamental. La masa de una de estas partículas de materia oscura sería comparable a la de un átomo pesado. Unas hipotéticas partículas de materia oscura más ligeras han venido siendo consideradas como menos probables por razones astrofísicas. Sin embargo, la nueva investigación identifica una “ventana” de la física previamente desconocida donde podrían existir (poseyendo unas determinadas características encajarían con lo permitido por los modelos teóricos aceptados) y aporta algunas conclusiones sorprendentes.



Para obtener mas información

Comentarios