«Rosetta» retrata a su propia sombra proyectada sobre el cometa 67P

La nave espacial «Rosetta» ha tomado una fotografía de su sombra proyectada sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, al que está dando vueltas desde el pasado verano. Según ha informado la Agencia Espacial Europea, la imagen fue captada el Día de San Valentín, el 14 de febrero, a una distancia de apenas seis kilómetros sobre la superficie del cometa. En el momento, cometa, nave y Sol estaban casi alineados, provocando la sombra que, en la fotografía enviada ahora a la Tierra, se observa en la parte inferior, con un tamaño de unos 20 por 50 metros. La imagen original, tomada con la cámara Osiris, tiene una resolución de 11 centímetros por píxel y cubre un área de 228 por 228 metros.

«Las imágenes tomadas desde esta perspectiva tienen un alto valor científico; son clave para estudiar los tamaños de los granos [del suelo]», dice Holger Sierks, investigador de la Osiris y científico del Instituto Max Planck de Investigación del Sistema Solar (Alemania).

Datos de la misión
La Rosetta mide 2,8 x 2,1 x 2,0 metros y sus dos paneles, de 14 metros de largo cada uno, suman una superficie de 64 metros cuadrados, extendiéndose en total 32 metros de punta a punta. Partió de la Tierra con masa total de 3.000 kilos, incluidos 1.670 de combustible y cien kilos de la sonda Philae, que descendió al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko ya en noviembre de 2104. Según detalla la ESA, la misión científica tiene por objeto acompañar al cometa en su viaje hacia el Sol para observar el proceso de activación al acercarse a la estrella.

La sonda fue lanzada desde la base especial europea de Kourou (en la Guyana francesa) en marzo de 2014 y llegó al cometa el verano pasado. La nave continuará recabando imágenes y datos hasta el próximo mes de diciembre al menos.


Para obtener mas información

Comentarios