«Podríamos pisar Marte en 30 años, pero creo que no lo lograremos antes de 50»

No todos los niños quieren ser astronautas. Oleg Artemyev, de 44 años de edad, quería ser piloto de aviación o dedicarse a la navegación por el mar. «Veía que la vida de los cosmonautas era muy difícil. Los veía de cerca, pues en mi ciudad natal, Latvia (en Riga, Letonia), era común saber sobre ellos», asegura. Sin embargo, nunca superó las pruebas para ser piloto y decidió enfrentar un reto mayor: tripular una nave espacial. Así comienza la trayectoria de este cosmonauta ruso de origen letón que, actualmente, acumula más de 169 días en el espacio y 12 horas de paseos extravehiculares.

La suya es una carrera con mucho camino por recorrer, porque Artemyev se prepara para volver a salir de la Tierra en dos o cuatro años. Solo ha viajado una vez al espacio, en una misión de la Estación Espacial Internacional, pero su estancia duró casi medio año. Ahora se prepara para emprender «otro paseo» al espacio. Artemyev contó su experiencia en Madrid, para conmemorar el 50 aniversario del primer paseo espacial del cosmonauta ruso Alexéi Leonov en Madrid, una visita organizada por la Obra Social «la Caixa» y el Planetario de Madrid, con colaboración del Centro Ruso de Ciencia y Cultura.

—¿Cuál ha sido su mejor viaje?

—Mi mejor viaje no fue al espacio, sino dentro de la Tierra. Quedé maravillado la primera vez que salí de Latvia hacia Moscú. Tenía cuatro años de edad y mis padres me entregaron a los pilotos de un tren para que me trasladaran a la capital rusa. En los tiempos de la Unión Soviética era posible dejar a un niño a cargo de estos pilotos, y eso hicieron mis padres.

—¿Quiere romper el récord del astronauta Sergei Krikaliov, que ha pasado 809 días en el espacio?

—Quisiera, pero no puedo. Su hazaña es inalcanzable para mí. Krikaliov empezó a ir al espacio a los 27 años de edad, y yo, apenas, hace poco.

—¿Qué es lo más extraordinario que ha visto en el espacio?

—Sin duda alguna, lo más maravilloso es ver a la Tierra desde afuera. Nuestro planeta es como un ser viviente, excepcional y muy diferente. Sus movimientos son muy particulares. También es asombroso ver la cantidad de basura, procedente de la Tierra, en el espacio. Son más de 6.000 objetos diseminados por en el espacio.

—¿Cuál es el experimento más impactante en que ha participado?

—Los cosmonautas solemos recoger muestras en el espacio y someterlas a pruebas en la Tierra. Cuando conocemos los resultados de muchos de estos objetos o muestras en el espacio, comprobamos que proceden de la Tierra y concluimos que somos capaces de difundirnos por el universo.

—El cosmonauta chino Leroy Chiao confesó recientemente que había visto un ovni en el espacio. ¿Ha tenido la misma experiencia que él?

—A veces ves objetos en el espacio que se pueden confundir con ovnis, pero al observarlos detenidamente se concluye que son simplemente desechos sólidos flotando en el espacio.

—Stephen Hawking dice que el futuro de la raza humana está en el espacio. ¿Está de acuerdo con el científico británico?

—Estoy seguro de que será así. Ya se han dado los primeros pasos con la instalación de la Estación Espacial Internacional (EEI), donde los cosmonautas aprenden a vivir en el espacio y a sentirse bien. De allí sólo hay unos cuantos pasos más para ir a la luna o Marte. Sí, creo que hay futuro para los seres humanos en el universo.

—¿Cuándo pisará el hombre la superficie de Marte?

—Mi pronóstico, en el mejor de los casos, siendo optimista, se podría pisar este planeta en 30 años. Pero creo que solo lo lograremos en 50 años.



Para obtener mas información

Comentarios