La NASA confirma que su propulsor futurístico rompe las reglas de la física

El denominado EM Drive está destinado a generar impulso convirtiendo energía eléctrica en microondas que reboten en un espacio cerrado, informa la NASA.

Según su teoría, el propulsor no necesita combustible material, algo imposible desde el punto de vista de la física convencional por no cumplir la ley de conservación del momento.

El proyecto viene siendo desarrollado desde 2001 por varios equipos científicos. Aunque es prematuro concluir que la NASA ha creado una especie de motor warp, el avance podría tener una importancia enorme para el futuro de las misiones espaciales.

Si se emplean en naves espaciales, los propulsores este tipo podrían reducir el viaje a Marte a tan solo 70 días. Viajar a la luna tomaría solo cuatro horas.


Para obtener mas información

Comentarios