¿Cuántas estrellas caben en un fotografía?

En el espacio hay tantas estrellas y galaxias que aún no hay nombres para todas. Por eso, en la nueva fotografía que ha publicado hoy el Observatorio Europeo Austral (ESO), aparece un cúmulo de estrellas (un gran apelmazamiento de astros) que tiene el triste nombre de IC 4651.

Se corresponde con una región del espacio situada a 3.000 años luz de distancia, en la constelación de Ara (altar), en la que alguna vez se acumularon alrededor de 8.300 estrellas. Se cree que la Vía Láctea tiene miles de estas acumulaciones estelares, en las que las estrellas se formaron a la vez a partir de una misma nube de gas, lo que las convierte en algo así como «estrellas primas». Y, en general, se trata de formaciones muy importantes, porque permiten entender tanto la evolución de la Vía Láctea como la forma que tienen las estrellas de vivir y morir.

ESO explica en un comunicado que estas estrellas primas de IC 4651 están unidas muy fuertemente por la atracción gravitatoria entre ellas y por el gas que se encuentra en esa región. Además, creen que este cúmulo interacciona con otras formaciones similares de las «cercanías», por lo que consideran que con el tiempo, la estructura del cúmulo cambiará.

La decadencia de las estrellas
Según sus investigaciones, IC 4651 ha ido perdiendo masa con el tiempo, y por eso llegará un momento en que las estrellas que están fotografiadas conseguirán escapar. De momento, lo cierto es que esta formación tiene bastante sobrepeso: según los cálculos de los astrónomos, el cúmulo pesa 630 masas solares, pero se cree que después de su formación alcanzaba las 5.300.

La fotografía ha sido tomada usando la cámara «Wide Field Imager», un potente aparato montado en el telescopio MPG/ESO, de 2,2 metros de diámetro. Este potente instrumento está situado en el observatorio de La Silla, a 2.400 metros de altura en el desierto de Atacama. Cuenta con múltiples detectores CCD que pueden obtener resoluciones de 67 millones de píxeles y analizar un área tan extensa como la Luna, observando desde la luz visible al infrarrojo cercano.

Los astrofísicos del ESO consideran que el proceso de decadencia y de pérdida de masa se debe al envejecimiento de las estrellas. Como el cúmulo es ya bastante maduro, muchas de sus estrellas han llegado al final de sus vidas con grandes explosiones de supernova, mientras que otras salieron de esta región.

Este es un fenómeno que podría ser muy común. Se cree que el Sol estuvo una vez dentro de un cúmulo como IC 4651, hasta que todas las estrellas primas se separaron y se dispersaron por la Vía Láctea.



Para obtener mas información

Comentarios