¿Cuánto viajaron las Perseidas que cayeron anoche?

La máxima actividad de la lluvia de estrellas de las Perseidas se produjo anoche, como cada año, en la madrugada del 12 al 13 de agosto. Pero aún habrá oportunidades de buscarlas en el cielo, porque serán visibles hasta el 24 de agosto (Guía práctica par ver las Perseidas aquí). A lo largo de ese tiempo, una lluvia de hasta 140 meteoros por hora se harán visibles al llegar a la atmósfera y entrar en incandescencia. Pero, ¿por qué se trata de un fenómeno cíclico? ¿De dónde provienen?

Cada lluvia de estrellas fugaces está asociada a un cometa, que es un objeto celeste que orbita entre los planetas del Sistema Solar. Algunos pueden proceder de otras estrellas, hay miles, y en general consisten en rocas irregulares que pueden alcanzar diámetros de más de 100 km, pero que están envueltas de hielo. Cuando un cometa se acerca a al Sol, más que nada cuando se interna en las órbitas de Júpiter, Marte y la Tierra, comienza a desplegar una larga cola, que puede llegar a medir cientos de millones de km.

Esta cola es el resultado de la sublimación del hielo que rodea a la roca, es decir, por el efecto del calor solar, el hielo pasa del estado sólido al gaseoso directamente. Cuando este proceso ocurre, al sublimarse el hielo, arrastra consigo, en innumerables pequeñas explosiones sobre la superficie del cometa, polvo y guijarros, que son lanzados al espacio por miles de millones, es como una locomotora de vapor, cuyo humo va quedando tras ella, en el caso del cometa, va dejando tras él, restos de polvo y pequeñas piedras. La Tierra choca con estos restos y los de otros cometas en fechas diferentes a lo largo de todo el año. No es peligroso, porque nuestra atmósfera es un gran escudo protector.

El cometa que provoca la lluvia de las Perseidas, es el denominado 109P/Swift-Tuttle descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell en 1862, con un diámetro de 9,7 km, y se aproxima a la Tierra cada 135 años, en estos momentos se aleja de la Tierra para internarse en el Sistema Solar exterior para más tarde regresar. Si el cometa ha pasado recientemente, el material que deja es más numeroso, con lo cual, los meteoros visibles en estos períodos son más abundantes y normalmente más brillantes e intensos. La última vez que pasó fue en 1992, un año más tarde se pudieron contar más de 400 meteoros por hora. El número de meteoros ha descendido desde entonces, pero normalmente se alcanzan a ver a simple vista entre los 100 y 120 meteoros por hora, aunque este número puede ser engañoso, ya que esta estimación se hace contando todos los meteoros que aparecen en el cielo durante una hora y es imposible que una persona pueda abarcar todo el cielo con su vista.

¿Por qué se llaman Perseidas?
Porque la mayor parte de las estrellas fugaces que se pueden apreciar, parecen provenir de la constelación de Perseo, una constelación que comienza a aparecer en el cielo por el NNE nada más oscurecer la noche del 12 al 13 de agosto. Hay más de 140 lluvias de estrellas fugaces al año, por ejemplo las Leónidas, que parecen provenir de la constelación de Leo y que tienen lugar cada 17 de noviembre, con un enorme número de meteoros cada 33 años. Ha habido años, en los que las Leónidas han sido tan abundantes, que los observadores las comparaban con el fin del mundo o con una intensa nevada en plena noche, e incluso se han hecho visibles en pleno día, se han observado cayendo sobre la Luna y se han recogido muestras que han llegado a la Tierra (meteoritos) por ello cada año estas lluvias nos sorprenden.


Para obtener mas información

Comentarios