La lenta agonía del Universo

Un equipo internacional de astrónomos ha estudiado más de 200.000 galaxias y ha medido la energía generanda dentro de una zona extensa del Universo, lo que es la evaluación más completa realizada hasta ahora. Este grupo de investigadores ha concluido que la energía generada es la mitad de la producida hace 2.000 millones de años, y que esta disminución tiene lugar en hasta 21 longitudes de onda, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo lejano. En todas ellas el universo se muere lentamente, ha informado la agencia de noticias especializada en ciencia SINC.

Todos estos resultados han sido presentado en la XXIX Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU) en Honolulu (Hawai, EE UU). El sondeo abarca todas las longitudes de onda y es el más ambicioso realizado hasta ahora, y que queda encuadrado dentro del proyecto GAMA (Galaxy And Mass Assembly).

Estos datos ayudarán a los científicos a comprender mejor cómo se forma y evolucionan las diferentes galaxias: El estudio incluye observaciones de gran parte de los telescopios más potentes del mundo, como VISTA y VST del Observatorio Europeo Austral (ESO), y otros como SDSS y AAT. También se realizaron observaciones de soporte con dos telescopios espaciales en órbita operados por la NASA (GALEX y WISE) y con Herschel de la Agencia Espacial Europea.

Simon Driver, que dirige al equipo de GAMA, ha asegurado sobre esta investigación que «utilizamos todas las instalaciones terrestres y espaciales a nuestro alcance, para medir la emisión de energía de esas más de200.000 galaxiasen cuantas longitudes de onda nos fue posible».

El estudio de GAMA propone modelar y crear un mapa de toda la energía generada dentro de un gran volumen de espacio actualmente y en diferentes momentos en el pasado. Driver ha añadido que «mientras que la mayoría de la energía que se encuentra dispersa alrededor del universo surgió después del Big Bang, la energía adicional es generada de manera constante por las estrellas a través de la fusión de elementos como hidrógeno y helio juntos».

Además ha añadido que «esta nueva energía es, o bien absorbida por el polvo queviaja por la galaxia anfitriona, o bien escapa haciael espacio intergaláctico y viaja hasta que choca con algo, como otra estrella, un planeta o, muy ocasionalmente, un espejo de telescopio».

Lento envejecimiento
Simon Driver, del proyecto GAMA, ha concluido que «de aquí en adelante, el universo irá decayendo, envejeciendo lentamente» y con un simil, el científico ilustra que el universo se ha sentado en el sofa con una manta y «está apunto de dar una cabezada para echarse una siesta eterna».

El equipo de investigadores pretende ampliar el trabajo con el fin de obtener un mapa de la producción de energía a lo largo de toda la historia del Universo, utilizando para ellos nuevas instalaciones, como el radiotelescopio más grande del mundo, el Square Kilometre Array, que se construirá en Australia y Sudáfrica durante la próxima década.



Para obtener mas información

Comentarios