Algunas estrellas fugaces son realmente heces de astronauta

Hace seis meses que el astronauta estadounidense Scott Kelly dejó literalmente este mundo para viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS). Su objetivo: disfrutar de una estancia de un año en este curioso «hotel» espacial. Un periodo de tiempo sumamente extraño, pues hasta ahora las misiones no duraban más de seis meses. Es por ello que, para celebrar el ecuador de su epopeya, la Agencia Espacial Estadounidense ha elaborado una infografía en la que muestra una serie de datos curiosos sobre su vida en órbita. Entre ellos, destaca que su cuerpo producirá más de 80 kilos de heces que, al entrar en contacto con la atmósfera, podrían parecer estrellas fugaces desde la Tierra.



Para obtener mas información

Comentarios