La vida es breve: mientras buscamos a los alienígenas, ya habrán muerto

"En sus primeros tiempos la vida es frágil, por lo que creemos que raramente evoluciona lo suficientemente rápido como para sobrevivir", afirmó al sitio web de la Universidad Nacional Australiana el profesor de biología planetaria Aditya Chopra.

La causa de esta brevedad es la alta inestabilidad de los ambientes: para adaptarlos según sus necesidades los organismos deben aprender rápidamente a regular la presencia de agua y dióxido de carbono en la atmósfera. Si no lo consiguen, se extinguen, sostienen Chopra y Charles Lineweaver en un artículo firmado conjuntamente en la revista 'Astrobiology'.

Los investigadores admiten que los seres vivos en sus formas más primitivas pudieron aparecer en numerosos lugares en el universo, pero en pocos de ellos existieron durante largo tiempo. Así, Venus y Marte, al igual que la Tierra, pudieron cobijar hace unos 4.000 millones de años una flora o fauna microbiana, pero esta no logró estabilizar su entorno cambiante o adaptarse a los cambios.

La teoría resuelve un rompecabezas, aseguró el profesor Chopra: el universo abunda en planetas húmedos y rocosos, con los ingredientes y las fuentes de energía necesarias para originar vida. No obstante, los científicos no cuentan con ningún indicio de la eventual presencia de alienígenas en aquellos planetas.



Para obtener mas información

Comentarios