Estados Unidos se prepara para luchar contra las peligrosas tormentas solares

La historia del Sistema Solar deja claro que es cuestión de tiempo que ocurra una catástrofe que afecte a la Tierra. Esta puede viajar por el espacio en forma de asteroide, o nacer en las entrañas del Sol y adquirir la categoría de erupción solar. En realidad no se sabe mucho acerca de las consecuencias que podría tener una de estas grandes tormentas, pero se sabe que como mínimo afectaría a los satélites y a las redes eléctricas de la superficie. El mundo podría quedar sumido en un apagón, ¿temporal? ¿local? Nadie lo sabe.

Los científicos saben que existe este riesgo, así que trabajan en desarrollar aparatos y ecuaciones que puedan predecir «el tiempo espacial» y la llegada de energía dañina proveniente del Sol. Su principal objetivo es preparar la respuesta de los satélites y las redes eléctricas, y aprender más sobre cómo se comporta el Sol. Tal como ha publicado Nature este martes, la Administración Océanica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) cambiará su estrategia este mismo mes. Y, gracias a un nuevo modelo matemático, comenzará a publicar su pronóstico del tiempo espacial a corto plazo.



Para obtener mas información

Comentarios