«Estamos ante el descubrimiento del siglo XXI»

La foto más temprana del Big Bang, el máximo acercamiento al tiempo cero... Físicos teóricos, cosmólogos y astrofísicos celebran impresionados la detección de la señal más próxima al origen del Universo jamás recibida:ondas gravitacionales generadas por el propio Big Bang. Son huellas que la expansión inicial dejó en la radiación, cuando el Universo era del tamaño de una pelota de tenis y tenía muchísimo menos de un segundo de existencia. Algunos de los principales investigadores en astrofísica y cosmología que han participado en el ciclo de conferencias «La ciencia del cosmos, la ciencia en el cosmos» que organiza la Fundación BBVA valoran el anuncio:

Brian Schmidt, premio Nobel de Física por descubrir que el Universo se expande de forma acelerada

Este descubrimiento parece que nos otorga, por primera vez, la capacidad de mirar atrás hasta el instante en que se formó el Universo. Además, nos da pistas sobre cómo es la relación entre la gravedad y la teoría cuántica -descubrir eso es hoy el principal problema de la física-. Es un hallazgo especialmente importante para los teóricos, que ahora pueden hacer predicciones mucho más específicas sobre la teoría de la inflación.

Francis Halzen, director del detector de neutrinos Ice Cube, en el Polo Sur: «El descubrimiento del siglo XXI»

Este es el descubrimiento del siglo XXI. De una tacada BICEP nos ha proporcionado la foto más temprana del Big Bang jamás obtenida y, al mismo tiempo, ha descubierto las ondas gravitatorias predichas por la teoría de la reltividad de Einstein (...) Son las primeras observaciones directas de la inflación, y harán volver de nuevo al trabajo a todos los cosmólogos. El resultado será sin duda un conocimiento mucho más profundo de nuestros orígenes.

Y sí, BICEP es nuestro vecino en el hielo, el telescopio y el centro de datos están a apenas unos pocos cientos de metros de nosotros. ¡Lamento que durante la construcción de IceCube interferimos con su instrumento con nuestra planta de calentamiento para perforar los agujeros de IceCube! ¡A partir de ahora sin duda mostraremos más repeto!» (Aclara Halzen que esto es un guiño cariñoso a sus vecinos).

Sir Martin Rees, profesor emérito de Cosmología y Astrofísica de la Universidad de Cambridge, Reino Unido: «Podemos inferir lo que ocurrió en el universo cuando era más pequeño que una pelota de tenis».

Se trata realmente de un resultado emocionante. Sugiere que podemos inferir lo que ocurrió a 10^-36 segundos, cuando el universo era más pequeño que una pelota de tenis. Y la polarización es lo bastante grande como para que el satélite Planck, de la ESA, la haya registrado en sus barridos de todo el cielo, y esté por tanto en los datos que están ahora siendo analizados.

No es una detección directa de ondas gravitacionales (en el sentido de medir una arruga en el espacio, que es lo que aspira a hacer LIGO, etc). Es una detección indirecta. Pero las inferencias sobre la existencia y la intensidad de ondas gravitacionales primordiales son muy importantes para la cosmología, y para nuestra comprensión del universo ultra-temprano. (...) La inflación ha sobrevivido ya a varios tests, y gana credibilidad.

Richard Ellis, catedrático de astronomía en Caltech (EEUU): observaciones «heroicas que permiten atisbar lo que ocurrió inmediatamente después del Big Bang»

El descubrimiento de modos de polarización en la radiación de fondo de microondas por parte del telescopio BICEP2 es un auténtico logro. Durante muchos años los cosmólogos se han preguntado por qué el universo es tan uniforme a grandes escalas, así como en todas las direcciones. Los físicos solo podían suponer que el universo se expandió muy rápidamente en sus primeros momentos de existencia, una fracción de segundo después del Big Bang. Ahora, astrónomos de Caltech y Harvard han observado el resultado directo de esta rápida expansión, un proceso llamado inflación cosmológica. Sus observaciones son heroicas y representan el primer atisbo de lo que ocurrió inmediatamente después del Big Bang. Los avances en cosmología prosiguen a un ritmo feroz. Somos realmente muy afortunados de estar presenciando esta emocionante revolución en la comprensión del universo y de nuestros origenes.

Rashid Sunyaev, director del Instituto Max Planck de Astrofísica, Garching, Alemania: «El universo demuestra ser como predijeron los teóricos»

El descubrimiento de la polarización B de origen cosmológico nos da información directa sobre la física de la inflación, la etapa de expansión muy rápida del universo. Una de las predicciones teóricas fue la presencia de ondas cosmológicas gravitacionales, que dieron lugar mucho después a un patrón determinado de polarización -parecido al vórtice de un tornado- de los fotones de la radiación de fondo cósmica. Este tipo de polarización se llama modo B. Este hallazgo es también una confirmación de la importante predicción de la teoría de la Relatividad General de Einstein sobre la existencia de ondas gravitacionales, que vienen a ser arrugas en el espacio-tiempo. Y es el primer efecto descubierto de la gravedad cuántica.

Los científicos están emocionados porque el universo demuestra ser como predijeron los teóricos a finales de los años setenta y principios de los ochenta del siglo pasado. Estas predicciones fueron resultado de extrapolar teorías existentes a condiciones extremas, imposibles de alcanzar en laboratorios terrestres.




Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios