Los objetos más fríos del Universo no tienen dónde esconderse

Un grupo de investigadores de la Universidad de Northwestern ha puesto a punto una tecnología que permitirá a los astrónomos hacer visibles los objetos más fríos del Universo, que hasta ahora escapaban a las observaciones. El trabajo se ha publicado en Applied Physics Letters.

Demasiado fríos y débiles, muchos objetos resultan imposibles de detectar con luz visible. Pero el hito alcanzado por Manijeh Razeghi y sus colegas de Northwestern logrará que esos objetos puedan verse, lo cual abre una nueva era en la exploración del espacio profundo.

"Las cámaras de infrarrojos de alto rendimiento resultan de vital importancia en todas las misiones espaciales -afirma Manijeh Razeghi-. Estudiando las ondas infrarrojas emitidas por estrellas y planetas muy fríos, los científicos han podido empezar a desentrañar los misterios de estos objetos a muy bajas temperaturas".

De hecho, durante décadas los investigadores han escudriñado la radiación infrarroja para estudiar las profundidades del espacio. La luz infrarroja tiene una longitud de onda mucho más larga que la luz visible, por lo que puede penetrar en el interior de las más densas nubes de gas y polvo y revelar lo que hay en su interior o, incluso, detrás de ellas.

Los actuales detectores de infrarrojos se construyen con tellururo de mercurio y cadmio, que resulta adecuado para las longitudes de onda medias y largas del infrarrojo. Sin embargo, esa tecnología muestra una escasa uniformidad y resulta inestable cuando se trata de analizar longitudes de onda muy largas.

Nueva generación de detectores
En su estudio, Razeghi y sus colegas describen una tecnología que utiliza un nuevo tipo de material llamado arseniuro de indio/arseniuro antimoniuro de indio (InAs/InAsSb). Y dicha tecnología muestra una respuesta óptica estable incluso en las longitudes de onda más largas del infrarrojo.

Manipulando las propiedades de este nuevo material, los investigadores han logrado fabricar el primer dispositivo InAs/InAsSb de alta resolución para ondas infrarrojas extremadamente largas. El nuevo detector, económico de fabricar, puede utilizarse como una excelente alternativa a las actuales tecnologías infrarrojas.

"Este material -asegura Razeghi- constituye una plataforma para una nueva generación de detección de imágenes infrarrojas. Hemos probado que tiene un largo recorrido y encierra la promesa de un mejor control y de una gran facilidad de fabricación".



Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios