Grandes galaxias se hacen caníbales para seguir creciendo

Algunas galaxias masivas han dejado de producir sus propias estrellas y acaban canibalizando pequeñas galaxias cercanas, incluida nuestra Vía Láctea.
Astrónomos australianos han observado a más de 22.000 galaxias y encontraron que mientras que las galaxias más pequeñas eran muy eficientes en la creación de estrellas a partir del gas, las galaxias más masivas eran mucho menos eficientes en la formación estelar, produciendo apenas nuevas estrellas a sí mismos, y en su lugar crecían comiendo otras galaxias.
El estudio ha sido publicado este viernes en Monthly Notices de la Royal Astronomical Society. Aaron Robotham se basó en el nodo del Centro Internacional de Investigación en Radioastronomía (ICRAR) de la Universidad de Western Australia Universidad de Western, para concluir que las galaxias más pequeñas están siendo comidas por sus contrapartes más grandes.
"Todas las galaxias comienzan pequeñas y crecen mediante la recolección de gas de forma eficiente para convertirlo en estrellas", dijo. "Luego, de vez en cuando, acaban siendo completamente canibalizadas por alguna galaxia mucho más grande."

LA VÍA LÁCTEA SERÁ TAMBIÉN DEVORADA

Robotham, quien dirigió la investigación, dijo que nuestra propia Vía Láctea está en un punto de inflexión y se espera que ahora crezca principalmente por el consumo de galaxias más pequeñas, en lugar de mediante la recolección de gas.
"La Vía Láctea no se ha fusionado con otra galaxia grande durante mucho tiempo, pero todavía se pueden ver restos de las viejas galaxias que hemos canibalizado", dijo.
"Además, vamos a comer dos galaxias enanas cercanas, las Nubes de Magallanes Grande y Pequeña, en unos 4.000 millones de años" Pero Robotham advirtió de que la Vía Láctea podría eventualmente obtener su merecido cuando se fusione con la vecina galaxia de Andrómeda en unos 5.000 millones de años. "Técnicamente, Andrómeda nos comerá, porque es más masiva", dijo.

Casi la totalidad de los datos de la investigación se recogieron con el Telescopio Anglo-Australiano en Nueva Gales del Sur como parte del estudio Galaxy And Mass Assembly (GAMA), que involucró a más de 90 científicos y tardó siete años en completarse.
La desaceleración en la formación de estrellas en galaxias masivas se ha atribuido a los eventos extremos de realimentación en una región muy brillante en el centro de la galaxia conocida como núcleo galáctico activo. "El tema es muy debatido, un mecanismo popular es que el núcleo galáctico activo básicamente cocina el gas y evita que se enfríe para formar estrellas," dijo Robotham.
En última instancia, se espera que todas los grupos consoldiados de galaxias queden convertidos en unas pocas galaxias super-gigantes, aunque tendremos que esperar muchos miles de millones de años antes que eso suceda.



Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/


Pertenecientes a las redes de investigación

R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios