Resuelto el enigma del extraño cuerpo en el centro de la Vía Láctea

Durante años, los astrónomos han estado desconcertados por un objeto extraño en el centro de la Vía Láctea que se cree que es una nube de gas de hidrógeno y que se dirige hacia un enorme agujero negro. Tras estudiar este fenómeno, científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) creen haber resuelto el enigma de este objeto, conocido como G2.

Los autores de este trabajo, que ha sido publicado en 'The Astrophysical Journal', han explicado que G2 parece ser parte de una clase emergente de estrellas, cercanas a agujeros negros, que se crean debido a la poderosa gravedad de éste, que impulsa estrellas binarias a que se fundan en una sola. Este cuerpo, además, está envuelto en gas y polvo. También han descubierto que el extraño movimiento de G2 está 'coreografiado' por el campo gravitatorio de gran alcance del agujero negro.
Cuando dos estrellas cerca del agujero negro se funden en una sola, la estrella se expande por más de un millón de años-luz, según ha apuntado la autora principal del estudio, Andrea Ghez. "Esto puede estar ocurriendo más a menudo de lo que pensábamos", ha señalado.
Según ha explicado, las estrellas en el centro de la galaxia son masivas y en su mayoría binarias. "Es posible que muchas de las estrellas que se han estado observando y que no se entienden, pueden ser el producto final de estas fusiones que están ahora en calma", ha destacado la investigadora.
Ghez y sus colegas también determinaron que G2 parece estar en una fase inflada. El cuerpo ha fascinado a muchos astrónomos en los últimos años, en particular durante el año previo a su enfoque hacia el agujero negro. "Fue uno de los eventos más vistos entre los expertos astrónomos", ha comentado.
EN FASE DE 'SPAGHETTIFICACIÓN'
La autora de este trabajo, ha señalado que G2 está pasando ahora por lo que ella llama una 'spaghettificación', un fenómeno común cerca de los agujeros negros en los que los objetos se vuelven de un tamaño alargado. Al mismo tiempo, el gas en la superficie de G2 está siendo calentado por estrellas a su alrededor, creando una enorme nube de gas y polvo.
La investigadora ha indicado que lo visto en este trabajo es "un fenómeno sobre los agujeros negros que no se puede ver en ningún otro lugar en el Universo". "Estamos empezando a entender la física de los agujeros negros de una manera que nunca antes había sido posible", ha concluido.


Fuente


Web http://grupogabie.blogspot.com/



Pertenecientes a las redes de investigación


R.a.d.i.o.: Red Argentina de Investigación Ovni
R.a.a.o.: Red Argentina Alerta Ovni
Seti Home

Comentarios