Un meteorito revela un misterioso mineral terrestre

Desde 1979, científicos han estado buscando una muestra del mineral más abundante de la Tierra. Fuera del alcance de los científicos, este mineral se encuenta a más de 400 kilómetros de profundidad en el manto inferior.

Ahora, después de cinco años de trabajo, Oliver Tschauner, físico de minerales en el departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Nevada en Las Vegas, y Chi Ma, experto en minerales del Instituto de Tecnología de California, han descubierto este mineral en una pieza de un meteorito de hace 4.500 millones de años de edad, que cayó cerca de la Tenham en Australia en 1879.
Los investigadores llamaron bridgmanita al mineral en honor de Percy Bridgman, físico ganador del Premio Nobel 1946 por su investigación pionera en sólidos bajo alta presión. Durante décadas, los científicos sólo habían conocido este mineral por la estructura cristalina y componentes químicos: perovskita de silicato.
Para identificar un mineral, es necesario conocer la composición química y la estructura cristalina. Aunque se han estudiado ejemplos sintéticos, nunca se habían encontrado muestras naturales del mineral.


CONDICIONES QUE NO SE DAN EN SUPERFICIE

El mineral en el meteorito fue creado a través de un evento de choque que se produjo hace aproximadamente 470 millones de años. "Antes de caer, el meteorito fue Tenham formó parte de un asteroide mayor que chocó con otro asteroide y se rompió en muchos pedazos," dijo Tschauner.
"Exhibe fuertes signos de transformaciones inducidas por el choque, lo que significa que soportó altas temperaturas y presiones, como resultado de esta colisión. Estas condiciones de alta presión son similares a lo que vemos en el manto de la Tierra, por lo que la bridgamnita se pudo formar en este meteorito, pero no en la superficie de la Tierra".
Tschauner y Ma utilizaron un haz de rayos X de alta energía para recoger señales de difracción del material de Tenham. Este enfoque permitió al equipo de investigación analizar la estructura, mientras la composición se analizó después de la recogida de datos de difracción.
La bridgamnita forma aproximadamente el 70 por ciento del volumen del manto inferior y aproximadamente el 38 por ciento del volumen de la Tierra sólida total", dijo Tschauner. "Su química y las propiedades reológicas físicas son clave para entender el manto inferior.



Fuente

Comentarios