La sonda Hayabusa 2, a toda máquina camino de un asteroide

La nave Hayabusa 2, lanzada el 3 de diciembre por Japón para recoger muestras del asteroide 1999JU3 y traerlas a la Tierra, navega por el espacio profundo con comunicación y propulsión óptimas.

Según informó la agencia espacial japonesa JAXA, se ha establecido enlace entre Hayabusa 2 y la red de espacio profundo de la NASA para la comunicación en banda Ka, por primera vez para un explorador espacial japoné.
La comunicación en banda Ka será utilizado para enviar los datos de observación durante la misión a medida que la nave se sitúe cerca del asteroide.
El motor de propulsión iónica también ha superado las pruebas de funcionamiento continuado durante 24 horas, con un empuje máximo dentro del valor esperado. La velocidad de crucero se espera que se alcance en marzo. También se ha comprobado el control autómático de un motor sin instrucciones desde la Tierra.
Se espera que Hayabusa 2 alcance su destino en julio de 2018, lo estuide durante año y medio, y vuelva a la Tierra en diciembre de 2020. Transporta un artefacto explosivo que impactará contra la superficie del asteroide, con el fin de recoger muestras que salgan despedidas por el impacto y traerlas a la Tierra.



Para obtener mas información

Comentarios