Vivimos en una parte del Sistema Solar que no es muy segura

Bebiendo café y enfundado en unas zapatillas de deporte. Así responde James Green, Director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA, a preguntas sobre todo el Sistema Solar. Lo conoce bien, porque desde 2006 ha dirigido un departamento que decide cuáles son las prioridades de la exploración espacial en este gran vecindario en el que el ser humano busca vida más allá de la Tierra y donde se investigan el origen y la evolución de los planetas. Este martes, la Obra Social La Caixa y el Planetario de Madrid organizaron una conferencia para que hablara sobre la exploración de Plutón.

—¿Qué es lo más importante que se ha descubierto en Plutón?

—Que es un planeta sorprendentemente muy activo. Tiene enormes glaciares con tres tipos de hielo y una neblina de 150 kilómetros de altura que crea reacciones químicas que provocan lluvias de tolinos. No creemos que pueda albergar vida, pero hasta que no descartemos que tiene un océano bajo la superficie no podemos estar seguros.

—¿Cómo convencería a un ciudadano de que hay que explorar Plutón?

—Necesitamos conocer todos los planetas de nuestro entorno y saber cómo evolucionaron. Lo que pasó en Venus –un calentamiento global extremo–podría pasar aquí. Lo que ocurrió en Marte –la pérdida de su atmósfera– también. Además, vivimos en una parte del Sistema Solar que no es muy segura. Hay muchos NEOs (cometas y asteroides que pasan cerca de la Tierra) que nos amenazan. No hay que preguntarse si van a chocar contra la Tierra, sino cuándo van a hacerlo. Hay personas que no dejan jugar a sus hijos en la calle. ¿Por qué querrían ignorar la evolución de la Tierra o el entorno donde están, cuando hay cosas que ocurren a escala planetaria y que son capaces de afectar el destino de las personas y de los países? Tener una buena perspectiva de esto permitirá facilitar la supervivencia de la especie. De eso se trata.

—¿Dónde se producirán los próximos hallazgos más significativos?

—Tenemos muchas cosas que descubrir sobre Marte. La misión «InSight» analizará la estructura de su interior, para saber más acerca de cómo se forman planetas parecidos a la Tierra y cuál es la estructura del interior. Hoy en día hay avalanchas enormes allí, y si queremos llevar a humanos a la superficie tenemos que saber por qué. O, por ejemplo, si puede haber «martemotos». Además, en 2020 lanzaremos un nuevo rover para estudiar el pasado geológico de Marte, y queremos traer rocas marcianas a la Tierra para analizarlas. Estoy convencido de que esto sería un gran descubrimiento. También queremos explorar Europa, la luna de Júpiter. Es tan grande como la Luna, pero tiene dos veces más agua que toda la Tierra escondida bajo su corteza de hielo. ¡Y ese líquido ha estado ahí desde hace 4.000 millones de años!

—O sea, que podría albergar vida...

—Podría ser. Nuestro gran reto ahora es encontrar vida en el Sistema Solar más allá de la Tierra. Creemos que los sitios donde debemos buscarla son Marte, Encélado, Europa y Titán.

—Entonces, ¿el hallazgo de agua en Marte es importante?

—El descubrimiento de agua líquida en Marte es apasionante, un hallazgo increíble. Ahora queremos averiguar de dónde viene. Una teoría apunta a que procede de la humedad de la atmósfera. Otra, por la que yo me inclino, sugiere que el agua viene de acuíferos del subsuelo. Y, si Marte tiene una red de agua, es muy posible que albergue vida.




Para obtener mas información

Comentarios