La NASA pierde contacto con una de sus naves STEREO

Las comunicaciones con una de las dos naves espaciales STEREO fueron interrumpidas el pasado 1 de octubre, tras un reseteado de la nave como parte de las operaciones previas a la conjunción solar.
No ha habido comunicaciones exitosas desde entonces, a pesar de que los intentos de recuperar la nave espacial continúan. Los primeros indicios son que una serie de problemas en el sistema de guía y control dio lugar a la anomalía, informa el Stereo Science Center de la NASA.

Debido a que las dos naves STEREO están ahora en el lado lejano del Sol, los nuevos modos de operaciones necesitan ser desarrollados para proteger la antena de alta ganancia de las altas temperaturas causadas por estar apuntando cerca del Sol, y también para poner la nave en un modo seguro autónomo para el período en el que las interferencias de radio solar evitarán la comunicación durante el proceso de conjunción solar.
En conjunto, estos nuevos modos se conocen como operaciones de conjunción solar. Se realizó una serie de pruebas para asegurarse de que la nave trabaje según lo previsto con estos nuevos modos de operación.
La primera nave espacial que se ve afectada fue STEREO Delantera, y estas pruebas fueron llevadas a cabo con éxito. El 20 de agosto, esta nave entró en la primera fase del período de conjunción solar, que continuará en sus diversas fases hasta principios de 2016.
El 27 de septiembre de 2014, la nave espacial STEREO Trasera comenzó una de las secuencias de prueba que ya se habían llevado a cabo antes. Esta secuencia fue diseñada para probar la puesta en marcha del modo seguro de la nave espacial, que será el activado durante el período de interferencias de radio solares, y luego para que vuelva de nuevo a las operaciones normales.
Una parte de esta prueba consistía en observar la activación del temporizador de pérdida de comando de la nave espacial, que restablece la nave si no hay órdenes que se reciban después de tres días. El propósito de esto era corregir cualquier problema que pudiera estar impidiendo a la nave recibir comandos desde la Tierra. Mientras que la nave espacial esté fuera de contacto en el lado lejano del Sol, este reajuste se producirá cada tres días.
El 1 de octubre se observó que el temporizador se activaba en el momento esperado, haciendo que la nave espacial se reiniciase. Sin embargo, la señal de radio que se observó en Tierra inmediatamente después del reinicio fue muy débil, y luego rápidamente se desvaneció. Esa fue la última señal recibida desde la nave. La única información posterior es la telemetría limitada extraída de la señal de radio justo antes y justo después de la puesta a cero, y que no refleja ningún problema con la nave espacial. Sí se pudo confirmar la activación del sistema de medición inercial (IMU) pero con lecturas erróneas.
NO TODA LA ESPERANZA SE HA PERDIDO
Con sólo esa cantidad limitada de información, no está claro lo que pasó después. Hay cinco sensores en la nave espacial que cubren el cielo por completo. Con sólo estos sensores en funcionamiento, la nave espacial debería al menos haberse mantenido lo suficientemente bien situada para mantener los paneles solares apuntando hacia el Sol, y mantener la energía que la hace funcionar.
Sin embargo, si la nave espacial no detectó que el IMU estaba proporcionando datos erróneos, pudo haber disparado sus propulsores para responder a los nuevos parámetros. Con malos datos procedentes de la IMU, en vez de estabilizar la nave, esto habría provocado un giro sobre su eje principal de inercia. Los paneles solares pueden haber perdido entonces la suficiente luz solar para mantener la nave espacial accionada, agotando las baterías.
Los intentos de restablecer las comunicaciones con la nave espacial STEREO Trasera siguen en curso. Desde la pérdida de las comunicaciones el 1 de octubre, el equipo de operaciones ha estado transmitiendo comandos diseñados para corregir una serie de posibles escenarios de por qué no hay comunicaciones. .
Incluso si la nave espacial STEREO Trasera se encuentra actualmente a la deriva y sin energía, no toda esperanza está perdida. Una situación similar ocurrió con la misión SOHO en 1998, cuando la nave espacial terminó con los paneles solares apuntando en dirección opuesta al Sol. Como SOHO continuó moviéndose a lo largo de su órbita, finalmente llegó a un punto en el que la luz del sol comenzó a caer en los paneles solares de nuevo. El equipo de operaciones fue capaz de recuperar la nave espacial en el modo de funcionamiento. Ahora, dieciséis años más tarde, SOHO sigue proporcionando datos valiosos a las comunidades del tiempo solar y el espacio.
Lanzada en 2006, la misión STEREO logró sus objetivos científicos dentro de una misión principal de dos años, pero sigue estudiando la actividad solar y heliosférica a través del máximo solar actual y más allá. STEREO Delantera sigue funcionando nominalmente, y actualmente está prestando los únicos puntos de vista de la cara oculta del Sol.



Fuente

Comentarios